El Contribuyente
Síguenos
empty

CIDAC propone actualizar las campañas publicitarias en contra de la piratería

Después de encuestar a ciudadanos que han consumido piratería, CIDAC elaboró un análisis y planteó mensajes de acuerdo con sus patrones de consumo



30 julio, 2015



Las campañas publicitarias en contra de la piratería alcanzaron su máximo punto de efectividad y es necesario construir nuevos mensajes para los consumidores.

Así lo indica el estudio Piratería. Entendiendo el mercado “sombra” en México, elaborado por el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

Los investigadores que participaron en la elaboración del documento realizaron una encuesta para analizar el consumo de piratería en México.

El estudio afirma que la piratería es una seria amenaza para el crecimiento de la economía, las finanzas públicas y las empresas formales que se enfrentan a la competencia desleal de los productores informales.

Uno de los grandes hallazgos del análisis es que lo patrones de consumo de los productos pirata no son homogéneos.

“Existen distintos perfiles de consumidores que desarrollan y procesan de diferente manera su decisión de consumir piratería”, señala el documento.

CIDAC los clasifica en tres grupos de acuerdo a su magnitud: consumo bajo (47% de los encuestados), consumo moderado (23%) y consumo alto (30%).

Asimismo, otra distinción importante, muestra el estudio, se puede hacer entre piratería tradicional, que es el consumo de productos físicos (ropa, calzado, CD’s, DVD’s, juguetes, entre otros), y piratería digital (software, música y películas por internet).

De acuerdo con la encuesta, el 74% de la población dice haber visto o escuchado algún anuncio en contra de la piratería y más del 80% recuerda algún mensaje sobre no fomentarla, el “papá pirata” o incluso sus efectos nocivos en el país.

Igualmente, el 55% de las personas admite haber cambiado sus patrones de consumo de piratería después de haber visto estos anuncios mientras que el 41% indica que no modificó en nada su conducta.

En el documento, CIDAC propone los siguientes mensajes para disminuir el consumo de piratería en cada grupo:

Grupo 1: Consumo bajo de piratería

La mayor parte del consumo de productos imitación o pirata de este grupo se explica por incapacidad por adquirir productos originales o por ignorancia de los efectos de la piratería en el país.

Dentro de este segmento hay mensajes que tienen un impacto relevante. Se muestra más susceptible a las siguientes frases, en orden de impacto:
1.- Comprar algunos productos imitación o pirata pone en riesgo su vida y su salud.

2.- Gran parte del crimen organizado se financia con la venta de productos pirata.

3.- La piratería fomenta la delincuencia.

En menor medida, los siguientes mensajes también impactan la disposición de este grupo a seguir consumiendo piratería:

1.- La piratería no deja que el país crezca.

2.- La piratería cuesta pérdidas económicas a las empresas del país.

Los consumidores de este grupo manifiestan haber escuchado o visto anuncios contra la piratería y, como resultado, haber consumido menos piratería. 

Este segmento opina que las medidas más efectivas para combatir la piratería son: colaboración entre los distintos órdenes de gobierno y más campañas para concientizar a las personas que venden piratería acerca de sus efectos.

Grupo 2: Consumo moderado de piratería

Aunque existen otras variables relevantes, el consumo de piratería en este grupo se explica fundamentalmente por el entorno que la propicia. 

En este grupo sólo existen dos mensajes que tienen un impacto y que posiblemente pueden llevar a cambiar patrones de consumo:

1.- Comprar algunos productos imitación o pirata pone en riesgo su vida y su salud.

2.- Gran parte del crimen organizado se financia con la venta de productos pirata.

Este segmento no es receptivo ante los mensajes en contra del consumo de piratería. Sí han visto o escuchado anuncios que hablan de la piratería. 
Sin embargo, después de eso continuaron consumiéndola, porque les resulta cómodo y de fácil acceso. 

En este caso, únicamente una regulación más estricta sobre los tianguis y mercados y acciones contundentes para combatir la piratería pueden tener impacto.

Grupo 3: Consumo alto

Los patrones de consumo de piratería de este grupo son mucho más sofisticados y resistentes que los demás. 

Se compone de personas que consideran que hay una ausencia del estado de derecho en México o que éste puede ser burlado por ellos, porque no hay consecuencias para las acciones o leyes que se respeten.

El estudio indica que la única forma de lograr penetrar en este grupo es estableciendo regulaciones más estrictas que efectivamente tengan un impacto en el momento de hacer descargas pirata o ilegales.

CIDAC asegura que la encuesta que se realizó para la elaboración del análisis es la primera que se hace con posibilidad de hacer inferencias a nivel nacional, y se enfocó específicamente en las personas que reconocieron haber consumido piratería en el último año, para estudiar sus actitudes, percepciones y patrones de consumo.

 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0