El Contribuyente
Síguenos
empty

Acreedores de Grecia presionan para que se aumenten impuestos

En medio de una discusión cada día más tensa, el FMI, la UE y el Banco Central Europeo insisten en un aumento al IVA y en la modificación del sistema de pensiones



16 junio, 2015



En medio de la salida de 400 millones de euros en unos cuantos días de los bancos griegos y de las cada día más acres negociaciones entre el gobierno griego el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, uno de los temas presentes en la crisis griega es un posible ajuste fiscal para el país y la reforma de su sistema de pensiones.

El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, consideró el domingo que un alza del IVA y una reforma de las pensiones eran imprescindibles en Grecia, al tiempo que pedía a los gobiernos europeos que tuvieran un gesto sobre la deuda griega.

“No aceptaremos medidas que suban el IVA sobre los alimentos básica ni una rebaja de las pensiones”, responde el portavoz del gobierno griego Gabriel Sakellaridis.

De acuerdo con la Comisión Europea, se trata de uno de los sistemas de pensiones más costosos del continente y reformarlo es una de las peticiones de los acreedores del país, aunque “las instituciones no pidieron una reducción de las pensiones a nivel individual”.

Tsipras arremetió contra los acreedores, por lo que calificó “su oportunismo político” al intentar obligar a recortar aún más su sistema de pensiones, una medida que el gobierno antiausteridad siempre se ha negado a aplicar.

“Uno sólo puede ver un propósito político en la insistencia de los acreedores en nuevos recortes en las pensiones tras cinco años de saqueo bajo los rescates financieros”, declaró el primer ministro al diario Ephimerida ton Syndakton.

¿Corralito en versión griega?

Ante la falta de acuerdos, fuentes de la zona euro vaticinaron que puede ocurrir una estampida de capitales en Grecia, lo que que, como medida extrema, obligaría al gobierno de Tsipras a decretar un corralito, similar al que Argentina aplicó en el 2001.

En mayo, la agencia Moody’s advirtió en un reporte que la salida de depósitos de los bancos helenos, que se ubicaron en su nivel más bajo en 10 años al cierre de abril, aumentaba significativamente el riesgo de que se establezcan controles de capitales en Grecia.

“La persistencia de estas salidas incrementa significativamente el riesgo de que las autoridades locales impongan controles de capitales para limitar la fuga de depósitos, lo que, desde nuestra perspectiva, equivaldría a un impago de depósitos bancarios”, refirió la calificadora de riesgos.

Moody’s alertó que el llamado corralito podría contribuir a limitar el deterioro de la liquidez de los bancos griegos. Asimismo, supondría elevar la incertidumbre sobre la posibilidad de acceder libremente al dinero de familias y empresas depositado en los bancos del país.

En la primera sesión de la semana, los bancos griegos registraron salidas de depósitos por 400 millones de euros, en un aumento en el ritmo de retiro de efectivo, después de que las negociaciones con los acreedores de Grecia a cambio de reformas se rompieron.

Las seguidas y estériles negociaciones de los últimos cinco meses alimentan la incertidumbre y el temor de que se fijen controles de capital, situación que ha llevado a los ahorradores a retirar de los bancos entre 200 y 250 millones de euros al día conforme pasan los días y las negociaciones no avanzan.

Tsipras los desafía

Ayer, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, adoptó un tono desafiante con sus acreedores, horas después de que volvieran a fracasar las negociaciones entre ambas partes.

El dirigente aseguró que Grecia esperará “con paciencia” hasta que sus acreedores, el FMI, el Banco Central Europeo (BCE) y la Unión Europea (UE), “se adhieran al realismo”.

Grecia y sus acreedores negocian el desembolso del último tramo de ayuda, de 7,200 millones de euros, a cambio de un programa de reformas sobre el que no consiguen ponerse de acuerdo.

El gobierno de Tsipras dijo estar preparado para regresar “en cualquier momento” a la mesa de negociaciones, pero insistió en que la oferta griega debe ser la base de las conversaciones.

Grecia está dispuesta a aceptar los objetivos de superávit primario (fuera del pago de la deuda) fijados por los acreedores para este año (1%), según Annika Breidthardt, una portavoz de la Comisión Europea.

Ese punto supone uno de los mayores obstáculos en las negociaciones, ya que Grecia establece un superávit de 0.6% para el 2015 (con información de agencias y El economista).





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina