El Contribuyente
Síguenos
empty

El IEPS actual no basta para reducir el consumo de refrescos: CEFP

Del presupuesto asignado al sector salud en 2014 un 55% se destinó al tratamiento de los pacientes con diabetes, afirma estudio elaborado en el Congreso

 



4 mayo, 2015



El Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a refrescos y bebidas saborizadas es insuficiente para disminuir el consumo de estos productos entre los mexicanos, de acuerdo con el Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

De acuerdo con el estudio del CEFP, el impuesto especial de 1 peso por litro cobrado a bebidas azucaradas, debe estar acompañado de campañas visuales, como íconos y señalamientos, que desincentiven el consumo de dichas bebidas. Esta medida ha sido aplicada en países como Chile y Ecuador.

A pesar que para este año se espera una caída real anual de 3.1% en la recaudación de dicho gravamen, que se calcula sea de 18 mil 271 millones de pesos en 2015, dicha cifra no es suficiente para que México descienda del lugar número uno en consumo de refrescos.

Según cifras de The Coca Cola Company, retomadas en el documento, México es el país que más refrescos consume al año per cápita. Hasta el 2012, cada mexicano consumía 176.2 litros de refresco al año, cifra que supera en 694% al promedio mundial.

El consumo de refrescos y bebidas saborizadas favorece el aumento de peso, el desequilibrio hormonal y la diabetes, siendo esta última enfermedad una de las más comunes y que generan más pérdidas económicas y sociales para el país.

Del presupuesto asignado al sector salud en 2014, el cual ascendió a 130 mil 264.8 millones de pesos, un 55% se destinó al tratamiento de los pacientes con diabetes, por lo que se recomendó destinar mayores recursos públicos a la prevención del sobrepeso y obesidad.  

El estudio realizado por el CEFP advierte que “el reto” del gobierno mexicano es seguir trabajando por la implementación de políticas fiscales y extra fiscales encaminadas a controlar y prevenir enfermedades derivadas del consumo de este tipo de bebidas.

Los resultados del CEFP coinciden con lo dicho anteriormente por la Alianza para la Salud Alimentaria (ASA), asociación que en su más reciente reporte Contra la obesidad y la diabetes aseguró que dicho tributo se tiene que duplicar, ya que consideraron que dicho cobro no ha servido para combatir estos males.

Sin embargo, la industria ha rechazado en repetidas ocasiones la regulación. Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), declaró que para combatir el sobrepeso, la obesidad y la diabetes se requiere una estrategia integral que fomente un estilo de vida saludable y la recuperación de espacios públicos para que los niños y jóvenes puedan utilizar los parques, deportivos y plazas con seguridad y “no condenar a ciertos alimentos o bebidas no alcohólicas como las causas directas de estas problemáticas".

En 2014 entró en vigor un impuesto de 1 peso por litro en bebidas con base de agua que contienen azúcares añadidos y otro de 8% a alimentos no básicos con una densidad calórica igual o mayor a 275 kcal por cada 100 gr. Las bebidas lácteas saborizadas están exentas de la regulación, aun cuando tengan altas cantidades de azúcar.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina