El Contribuyente
Síguenos
empty

Presupuesto base cero, caro e insuficiente


6 abril, 2015



Para ser aplicado, requiere modificaciones legales que es imposible cumplir en estos meses, alertan especialistas


Emplear la metodología base cero para diseñar el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2016 será costoso y tardado, coincidieron especialistas durante el Foro Internacional sobre Presupuesto Base Cero, organizado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, de la Cámara de Diputados.

El gobierno federal deberá revisar sus 889 programas presupuestarios para determinar cuáles puede eliminar por no haber cumplido con sus objetivos o estar duplicados, explicó Fernando Galindo, subsecretario de Egresos de Hacienda.

El gobierno federal deberá lidiar con el marco legal vigente, las posibles afectaciones a grupos sociales, y sobre todo, intereses políticos, indicaron funcionarios públicos, economistas y empresarios

El problema es que el análisis debe estar listo antes del 8 de septiembre, último día en que el Ejecutivo federal puede enviar al Congreso el paquete económico para el próximo año. Esto obliga a cada dependencia a trabajar a marchas forzadas y a destinar mayores recursos para terminar a tiempo, apuntó Héctor Rafael Pérez Partida, secretario de Planeación, Administración y Finanzas del gobierno del estado de Jalisco.

El gobierno federal deberá lidiar con el marco legal vigente, las posibles afectaciones a grupos sociales, y sobre todo, intereses políticos, indicaron funcionarios públicos, economistas y empresarios durante el Foro, organizado en coordinación con el Banco Mundial y el Posgrado en Economía de la UNAM.

El marco legal que regula el gasto público en México contempla leyes como la de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, Coordinación Fiscal, Educación y General de Desarrollo Social, entre otras.

Gracias a estas leyes, 77% del gasto público es irreductible, por lo que sería necesario modificarlas para que realmente pudiera hablarse de un presupuesto que parte de cero, indicó Sunny Villa, especialista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP)

La alternativa sería utilizar dos modelos de presupuesto. “La metodología base cero se aplicaría en áreas administrativas del gobierno, mientras que para los 889 programas que se traducen en beneficio de la sociedad se emplearía el presupuesto basado en resultados”, sugirió Galindo.

El presupuesto base cero, dijo, debe enfocarse en el gasto operativo de las más de 30 dependencias, lo cual permitirá transparentar el destino del dinero que recauda el gobierno.

“Este presupuesto sirve para descifrar la caja negra del gobierno; por ejemplo, de los 100 pesos que recauda el gobierno, 20 los destina a un programa social o servicio y los 80 restantes se quedan en la parte interna, entonces, ahí es donde entra en función este modelo”, señaló el funcionario jalisciense. 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina