El Contribuyente
Síguenos
empty

Empeora el desempeño financiero de los estados

Las entidades aumentaron sus gastos y su deuda entre 2012 y 2013, aunque algunas mejoraron su recaudación, según estudio de la consultora ARegional 



5 marzo, 2015



El desempeño financiero de los estados empeoró en el periodo 2012-2013, de acuerdo con un estudio realizado por ARegional.

Los gastos y las deudas de las entidades van al alza, pese a los esfuerzos de algunas entidades para mejorar su recaudación tributaria y aplicar programas de austeridad.

La media nacional del Índice de Desempeño Financiero de las Entidades Federativas (IDFEF) en el periodo 2012-2013 bajó a 61.9, es decir, 2.5 puntos menos que lo alcanzado en el periodo 2010-2011.

Las entidades federativas consideradas con desempeño “alto” se caracterizan por tener un buen control de sus gastos administrativos, una deuda relativamente baja y superávit o un desequilibrio reducido en sus finanzas

El índice analiza la capacidad de los estados para generar ingresos, la administración de su endeudamiento, su capacidad de ahorro interno e inversión productiva y su desempeño administrativo.

El estudio abarca 31 entidades y excluye a Tlaxcala de donde no hay información. La evaluación califica el desempeño en alto, medio y bajo.

Las entidades federativas consideradas con desempeño “alto” se caracterizan por tener un buen control de sus gastos administrativos, una deuda relativamente baja y superávit o un desequilibrio reducido en sus finanzas.  Estas entidades recaudaron ingresos por el 36.7% de sus ingresos disponibles, en promedio.

Querétaro y Campeche ocupan el primero y segundo lugar en el índice, respectivamente, pues han sido efectivos en su recaudación tributaria, manejo de la deuda y distribución del ahorro en proyectos de inversión.

Aguascalientes ocupa el tercer lugar, gracias al aumento en la recaudación local y el control de su gasto operacional. Puebla se posiciona en el número 7, en parte gracias a la reforma en su sistema de pensiones.

Guerrero mejoró su recaudación, con medidas como fiscalización del Impuesto sobre Nómina (ISN), la incorporación de la tenencia como impuesto estatal y un impuesto sobre las enajenaciones de bienes. A pesar de esto, el estado sigue teniendo una alta dependencia de los ingresos federales, por lo que ocupa el lugar 11 en el IDFEF.

Nuevo León incrementó la tasa de su ISN de 2 a 3%, por lo que alcanzó el segundo lugar en el Indicador Compuesto de Capacidad para Generar Ingresos (ICGI). A pesar de su gran capacidad para generar ingresos, ocupa el lugar 17 en el IDFEF, debido a su mal equilibrio financiero.

Zacatecas ascendió 13 lugares, debido a la mejor recaudación y a que aplicó un plan para hacer más eficiente el gasto.

El peor desempeño

En la categoría “bajo” se encuentran tres de los estados con mayor recaudación: Chihuahua, Quintana Roo y Baja California, que por sus gastos elevados y desequilibrios financieros ocupan los lugares 20, 30 y 31, respectivamente. Ellos han han trabajado en aumentar la recaudación y recortar su gasto, pero sin los resultados esperados.

Llama la atención que en esta categoría haya entidades con baja marginación y menor dependencia de la federación. La región norte tiene el menor promedio en gasto y deuda. Los problemas financieros de esta región se atribuyen a la inseguridad y a su sistema de pensiones.

Un caso similar es el de Coahuila, que incrementó el ISN al 2%, incluyó la tenencia vehicular, creó un impuesto por extracción de material pétreo y llevó a cabo acciones de fiscalización y depuración en cartera. Además, estableció un programa para controlar su gasto operativo. Pero permanece en el lugar 25, debido principalmente a su alta deuda pública.

En Chihuahua, el pobre desempeño se debe a la deuda recientemente contratada para establecer un fondo y llevar a cabo su reforma pensionaria.

Tamaulipas también enfrenta una deuda con el sistema de pensiones, que de no reformarse, tendrá que ser financiado por el estado a partir de 2018.

Morelos no tiene un sistema de pensiones formal, por lo que cubre este hueco con gasto corriente. Sólo el 6.9% de sus ingresos son propios, lo que se traduce en una alta dependencia financiera.

Parte de los candados de la reforma constitucional recién aprobada para disciplinar las finanzas estatales, es que no se financie gasto corriente con deuda. Al respecto, la presidenta de ARegional comentó que esto no significa que no habrá más deuda, ya que no hay otro remedio.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0