El Contribuyente
Síguenos
empty

Autos chocolate, la manzana de la discordia

El costo de la legalización de autos importados es similar al de comprar un carro nuevo, aseguró la Canaco -Tijuana



2 febrero, 2015



En semanas recientes, en las zonas aduanales de los estados fronterizos del país se han llevado a cabo diversas protestas debido a las regulaciones impuestas por el gobierno federal a la importación de autos usados procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Los importadores de los denominados “autos chocolate” han realizado bloqueos, caravanas y manifestaciones para exigir la reducción de los impuestos cobrados por la introducción a territorio nacional de vehículos de procedencia extranjera.

La Canaco-Tijuana estima que circulan 500 mil autos irregulares

De acuerdo con información brindada por la Cámara Nacional de Comercio de Tijuana (Canaco-Tijuana), adquirir un carro usado de procedencia extranjera costaría casi lo mismo que adquirir uno auto nuevo, debido a los impuestos que habría que pagar para su legalización.

“Estamos pidiendo urgentemente es una cita con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray (…). La gente ya está muy molesta, pues sí quiere pagar pero no tan alto. Se estima que andan circulando como 500 mil autos irregulares”, explicó un integrante de la Cámara Nacional de Comercio en Tijuana (Canaco-Tijuana).

“Nosotros como grupo especializado no quedamos muy satisfechos, queremos que nos den la oportunidad de seguir trabajando, no es lo que nosotros esperábamos, no es lo que requerimos”, dijo el presidente de la Unión de Asociaciones de Autos y Camiones Usados de Tijuana, Fernando Parra Carillo.

Por su parte, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) aseguró que las regulaciones en torno a la importación de autos convienen al sector y a los consumidores, ya que se les da certidumbre jurídica y de seguridad.

“La Profeco trabaja para los dueños de vehículos usados nacionales, pero no para los dueños de vehículos usados importados (…) los autos importados no son sólo un problema para la industria nacional, también son un problema para la sociedad, un problema para el medio ambiente, un problema para la seguridad”, aseguró Eduardo  Solís Sánchez, presidente de la AMIA.

El titular de la Asociación abundó que a la fecha hay un aproximado de 8 millones de autos “chocolate” en el país y agregó que los impuestos que pretende cobrar el gobierno son adecuados.

En el en el artículo 5 del Decreto por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados, se establece que para la importación definitiva de carros en la región fronteriza norte se debe pagar, aparte del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16%, un impuesto general de importación o arancel que se calcula en términos porcentuales del valor que tenga el auto en la aduana (“ad valorem”.

Para vehículos que sean entre cinco y nueve años previos al año en que se realice la importación, se establece un arancel ad valorem del 1%, mientras que para los vehículos con más de diez años anteriores a la fecha de importación se paga un 10%.

Los requisitos para la importación de autos, son los siguientes:

  1. Sólo se importarán autos procedentes de Estados Unidos  o Canadá.
  2. Sólo se importarán autos usados cuyo modelo sea de entre cinco y diez años anteriores al año de importación.
  3. Deben ser vehículos sin restricción o prohibición para su circulación en el país de procedencia.
  4. Las personas físicas, podrán efectuar la importación definitiva de un vehículo usado cada doce meses sin inscripción en el Padrón de Importadores. Cuando requieran importar más de un vehículo usado, deberán estar inscritas en el RFC y en el Padrón de Importadores.
  5. Las personas morales inscritas en el RFC podrán efectuar la importación definitiva de un vehículo usado cada doce meses, sin inscripción en el Padrón de Importadores. Si requieren más de un vehículo usado en doce meses deberán estar inscritas en el Padrón de Importadores.
  6. Las personas morales y físicas con actividad empresarial podrán importar el número de vehículos usados que requieran, siempre que se encuentren inscritos en el Padrón de Importadores.
  7. Las personas físicas, que importen vehículos para el transporte de dieciséis o más personas, deberán estar inscritas en el Padrón de Importadores.

Los importadores de autos en la zona fronteriza exigen también un diálogo con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para pugnar por la disminución de cobro de la legalización de los vehículos importados, pero hasta el momento no hay fecha defenitiva para la reunión. 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0