El Contribuyente
Síguenos
empty

Buscan centrales de abasto volver a la autofacturación


25 noviembre, 2014



Sólo 10% de sus afiliados están listos para la contabilidad electrónica


Los representantes de las centrales de abasto piden al Servicio de administración tributaria (SAT) que se les permita autofacturar con un RFC genérico, a fin de cumplir con la presentación de los comprobantes fiscales que exige la contabilidad electrónica que entra en vigor en enero.

La posibilidad de tener un RIF genérico permitiría a los distribuidores de alimentos presentar un comprobante fiscal de la compra sin obligar a sus proveedores a entrar en la formalidad.

“Lo que estamos negociando con la autoridad es que si yo le compro a alguien que vende productos y no está dado de alta, yo mismo le hago su factura, y en el RFC pongo uno genérico”, explica Martín Álvarez representante fiscal de la Confederación nacional de agrupaciones de comerciantes de centros de abasto (Conacca).

Datos proporcionados por la Conacca reportan que al momento sólo el 10% de los 54 mil afiliados están listos para la contabilidad electrónica. Esta Confederación agrupa a 64 centrales de abasto y 25 mercados mayoristas, que mueven el 70.3% del mercado alimenticio del país, que asciende a 909 mil millones de pesos por año.

La posibilidad de tener un RIF genérico permitiría a los distribuidores de alimentos presentar un comprobante fiscal de la compra sin obligar a sus proveedores a entrar en la formalidad.

Como debilidad en la propuesta, Álvarez reconoce que el SAT no tendría forma de corroborar que las cantidades reportadas en las autofacturas sean correctas. Tampoco se atreve a realizar un estimado de cuánto tanto subiría el porcentaje de afiliados preparados para emitir su contabilidad si la propuesta es aceptada. 

“El 10% que sí están listos es porque son intermediarios que le compran a otros intermediarios”, dice el responsable fiscal de la confederación y añade que la mayoría de proveedores de los comerciantes de las centrales de abasto no entregan facturas.

“Actualmente, hay otras facilidades de comprobación como pagar con cheque, pero imagínate tú que le pagas con cheque a alguien que vende sus productos en la carretera. Te va a decir ¿qué es esto?”.

Según Gabriel Cárdenas, vicepresidente de la comisión fiscal del Colegio de contadores públicos, con esta propuesta las retenciones que recibiría el gobierno serían del 5 y 6%. 

La necesidad de facilidades fiscales quedó comprobada en un análisis hecho por la Procuraduría de la defensa del contribuyente  (Prodecon) el pasado 9 de enero, el cual derivó en una recomendación al SAT para solicitar un paquete de facilidades para los sectores de comercio, transporte y el campo.
 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina