El Contribuyente
Síguenos
empty

Cuidado con el vishing, el nuevo esquema de fraude bancario telefónico

22 octubre, 2020

En el vishing, los criminales llaman a sus víctimas desde lo que aparenta ser el número telefónico oficial de su institución bancaria.

El vishing es un tipo de estafa que se realiza a través de llamadas telefónicas. El criminal asegura a su víctima que tiene cargos no reconocidos de alguna plataforma de comercio en línea y que, para solucionar la situación, necesita los datos bancarios como número de cuenta, de tarjeta bancaria. NIP y números de seguridad.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) alertó sobre la prevalencia de estos fraudes bancarios telefónicos, a pesar de los esfuerzos por erradicarlos.

De acuerdo a la Condusef, los bancos cuyos nombres son usados con mayor frecuencia son Scotiabank, Santander y Banorte.

Este tipo de fraude se vale de un esquema de “mascarilla”, gracias al cual aparentan estar llamando del call center oficial del banco. De hecho, los criminales en ocasiones le piden a la víctima que verifique el número telefónico desde el que les llaman, para ganarse su confianza.

De acuerdo con la Condusef el vishing es un tipo de estafa que se realiza a través de llamadas telefónicas, los timadores atrapan a la víctima diciéndole, hasta que obtienen datos como número de cuenta o tarjeta bancaria, NIP y números de seguridad.

La Condusef ha dicho que “una vez que el usuario ha revelado su información, es cuando los delincuentes proceden a cometer el fraude, extrayendo el dinero de las cuentas de las que se brindaron detalles”.

Recomendaciones de la Condusef para evitar el vishing

Ante esto la comisión recomienda lo siguiente:

  1. Evita proporcionar tu información financiera
  2. Contacta a tu banco de origen para verificar la información
  3. Ten en cuenta que ningún banco pide ese tipo de datos por teléfono, mail o SMS

Delincuencia organizada

Por otra parte, Óscar Rosado, presidente de la Condusef, enfatizó que el monto promedio con que defraudan a los cuentahabientes oscila entre los 5 mil y los 10 mil pesos, así como que la recuperación de este dinero no es posible debido a que el usuario mismo es quien compromete sus datos.

Rosado explicó que “detrás de todo este tipo de esquemas fraudulentos están bandas organizadas que mediante un esquema de mascarilla, así lo denominan los técnicos, simulan el número que puede aparecer, del call center del banco que dicen llamar, mediante un dispositivo tecnológico que les permite hacer eso”.

Otro de los fraudes más recurrentes es el denominado crédito exprés, en el cual la institución financiera suplantada oferta un financiamiento a cambio de depósitos de entre 500 y mil pesos, argumentando que este deposito es parte de los gastos operacionales, tales como la investigación de buro de crédito, papelería, etc.

El presidente de la Condusef puntualizó que “en el tema de vishing nosotros sí podemos intervenir porque hay una institución financiera autorizada que el usuario está señalando; en el crédito exprés no hay una institución financiera, ahí las personas son víctimas de un engaño que le hizo un tercero que no sabemos quién es”.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

¿Sabes cuánto pagas de impuestos por litro de gasolina?

Con información de Condusef.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación

center>


¿Qué opinas?