El Contribuyente
Síguenos
empty

La recaudación de los estados no crece. Dependen de transferencias federales

Los gobiernos locales no quieren cobrar impuestos para no perder votos, por lo que dependen del gobierno federal.



La recaudación de los estados no crece; dependen de transferencias federales
(Imagen: Shutterstock)
26 agosto, 2019

La recaudación de las entidades federativas creció muy poco en 2018 respecto a 2017. Según diario Reforma, el crecimiento fue de 0.62% real. En 2017 el crecimiento respecto a 2016 fue de 3.5%.

Las cifras, del Inegi y de la Cuenta Pública, sin incluir a la CDMX, indican que la recaudación fue de 95 mil 137 millones de pesos. Esto quiere decir, dice el diario, que apenas el 4% del total de recursos con los que contaron los estados fueron recaudados por ellos.

No se contabiliza a la CDMX porque el mecanismo de cobranza del predial es distinto. En las demás entidades federativas su recaudación corre a cuenta de los municipios. Sin embargo, la recaudación en la CDMX creció un 2.6% real.

Los estados tienen la facultad de cobrar impuestos sobre nómina, tenencia (aunque muchos deciden no cobrarla), venta de inmuebles, hospedaje, loterías, rifas, entre otros.

Disparidad en el crecimiento

Si bien el crecimiento promedio fue del 0.62%, el comportamiento estado por estado es variable. De acuerdo a Reforma, la recaudación en Michoacán creció 30%; en Tlaxcala, 13%; en Chiapas, 12%. También hubo estados con crecimiento negativo, como Guerrero, con 28%; Durango, con 19%; y Coahuila, con 12%.

Populismo fiscal

Un impuesto estatal de gran potencial recaudatorio, como la tenencia, casi no es recaudado. De acuerdo al Centro de Investigación Económica y Presupuestal (CIEP), en México podría recaudarse tres veces más tenencia. De hecho, en el caso de la tenencia su recaudación no sólo no ha crecido, sino que ha bajado. La recaudación per cápita por este impuesto  pasó de 300.5 pesos en 2010 a 157.9 en 2017.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Que siempre no habrá tenencia federal, según AMLO

Sin embargo, los gobiernos estatales no quieren ejercer la recaudación que por ley podrían porque sería electoralmente contraproducente.

“Ningún estado ni municipio quiere asumir el costo político de cobrar impuestos y están basando casi toda su planeación financiera en transferencias de participaciones y aportaciones” explicó a Reforma Marco Cancino, director de Inteligencia Pública.

Según el CIEP, en 2019 los ingresos federales de los gobiernos locales son seis veces el tamaño de los recursos de procedencia local. Esto los vuelve vulnerables a eventualidades como la reducción de las transferencias federales.

Las entidades federativas se han tenido que adquirir deuda para realizar inversión pública. Por ende, también son vulnerables a los aumentos de las tasas de interés.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Me quitan impuestos de mi aguinaldo en 2023?

Herencias y gastos funerarios son deducibles para tener saldo a favor: SAT

El REPSE podría dificultar contratación de algunos servicios de empresas extranjeras en 2022

Cuidado: Revisa el REPSE antes de contratar servicios especializados

La Prodecon analizó doble pago de impuestos por fallas en el PECE

Continúan las fallas en el Servicio de Declaraciones y Pagos del SAT