El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Cómo liquidar una sociedad mercantil?

¿Cómo liquidar una sociedad mercantil?
23 julio, 2019

Te decimos los requisitos y pasos para liquidar una sociedad mercantil.

El capítulo XI de la Ley General de Sociedades Mercantiles habla de la liquidación de las sociedades y los procedimientos que se deben seguir. En primer lugar, según el artículo 234, cuando se disuelve una sociedad, inmediatamente entra en estado de liquidación.

En términos generales, la disolución es el procedimiento con el que se extingue una sociedad mercantil. Para que se dé formalmente una liquidación debe pagar a los acreedores y debe repartirse el capital social entre los socios restantes.

Requisitos

En primer lugar, debe haberse aceptado la disolución de la sociedad entre todos los socios.

Después, el artículo 235 dice que la liquidación debe estar a cargo de dos o más liquidadores, que son representantes legales de la sociedad. Si no se escogen al momento de pactar la disolución de la sociedad, la autoridad puede escogerlos de entre los socios. Los administradores deben entregar a los liquidadores todos los bienes, documentos, estados financieros y otros a los liquidadores para que se haga un inventario de los estivos y pasivos sociales.

Con esta información, los liquidadores pueden:

  • Cobrar y pagar lo que haga falta.
  • Vender los bienes de la sociedad.
  • Elaborar el balance final de la liquidación.
  • Concluir todas las operaciones sociales pendientes.

Cuando todos los socios aprueben el balance general, los liquidadores harán los pagos pendientes y entregarán los títulos de las acciones.

El nuevo proceso simplificado

El 25 de julio del 2018 entró en vigor la reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles. El cambio principal tiene que ver con la llamada Ley de Reemprendimiento o Ley del Fracaso; básicamente, hace que sea mucho más fácil, rápido y barato cerrar tu empresa si no funcionó.

Lo más importante que ofrece esta nueva versión de la ley es el proceso simplificado de liquidación. Los artículos que regulan esto (249 Bis y 249 Bis 1). fueron añadidos para esta versión, lo que significa que antes no había nada parecido.
Ahora, para cerrar tu empresa (si cumples con los requisitos) no tienes que hablar con ningún funcionario ni hacer cola en ningún lugar. Todo se hace a través de internet y del liquidador que los accionistas de la sociedad denominen. El proceso es completamente gratis y tarda cerca de 40 días hábiles. Al final de todo el proceso, la Secretaría de Economía realizará la inscripción de la cancelación del folio de la sociedad en el Registro Público de Comercio.
Otro cambio importante es que se añade la vía sumaria para resolver diferentes problemas y situaciones que se den durante la liquidación de la empresa. La vía sumaria se refiere a todos los procesos accidentales que se derivan del principal; su función es que no se detenga el desarrollo del proceso legal para solucionar estos problemas. La vía sumaria se podrá utilizar para ordenar que se registre en el Registro Público de Comercio disolución de la sociedad mercantil. También se podrá usar cuando los liquidadores de la sociedad no sean nombrados de acuerdo a lo establecido para revocarlos.

Según la Asociación de Emprendedores de México (los que impulsaron esta propuesta de ley para que llegara hasta el Senado), sin el proceso simplificado, un emprendedor debía pagar cerca de 60 mil pesos en costos notariales para cerrar su empresa; además, el proceso se tardaba cerca de dos años. De hecho, como es tan difícil y engorroso cerrar tu empresa, algunos emprendedores dejan que su empresa declare en 0 durante cinco años para evitarse todos los trámites.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué es la escisión de una sociedad mercantil?


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.



Recibe GRATIS novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral


¿Qué opinas?
Te puede interesar
El miedo al SAT (percepción de riesgo) llega a niveles históricos

El miedo al SAT sube a niveles históricos

Ante la presunción de inexistencia de operaciones corresponde a los contribuyentes probar que sí se llevaron a cabo

Si el SAT presume que tienes operaciones inexistentes, te toca a ti probar que sí se llevaron a cabo

Así se debería atacar el efecto cucaracha de las factureras

Qué es el “efecto cucaracha” de las factureras y cómo se debe combatir

Redujeron la pensión de jubilados del IMSS e ISSSTE

Jubilados del IMSS e ISSSTE dicen que bajaron sus pensiones