El Contribuyente
Síguenos
empty

? Publicaron los cuentos de terror del SAT y éste es el más espeluznante

Éste es uno de los cuentos de terror que los contribuyentes mexicanos han enfrentado con el fisco.



Foto: Shutterstock
23 octubre, 2018


¿Qué crees que sea más probable? ¿Que un hombre lobo te persiga por las laberínticas calles del Centro Histórico o quedar en la indigencia porque el SAT congeló tus cuentas bancarias y embargó tus propiedades? A pesar de que lo segundo es mucho más probable, los cuentos de terror tradicionales suelen ser antagonizadas por seres sobrenaturales, como zombis o fantasmas, y desarrollarse en ambientes remotos, como selvas asfixiantes o antiguas ruinas descubiertas en medio de desiertos abrasadores. Visto con la cabeza fría, quizás debería dar mucho más miedo enfrentar el monstruoso aparato burocrático de las autoridades fiscales. Sin embargo, libros con ese tipo de cuentos de terror no existían… hasta ahora.

La Prodecon publicó un libro titulado 101 historias de terror vividas por contribuyentes en México, en el que se recopilan y novelizan casos reales, atendidos por la Procuraduría, en que los contribuyentes han enfrentado situaciones de espanto con el fisco mexicano.

La siguiente es una de las 101 historias recopiladas en el volumen publicado por la Procuraduría en el sello editorial Grupo Rodrigo Porrúa. El libro podrá conseguirse en librerías y tiendas de autoservicio, entre otros canales de alta demanda de todo el país y tendrá un costo de 50 pesos. La totalidad de los ingresos serán destinados a la fundación Michou y Mau, que se dedica a atender a niños víctima de quemaduras severas.

El embargo fantasma

Era una nublada tarde de verano, don Nico se encontraba atónito en su despacho ante la noticia que recibió de uno de sus empleados. El incómodo silencio sólo se perturbaba por el crepitar del viejo aire acondicionado y el sonido de la pluma golpeando repetidamente el logo de su querida empresa, Coquito’s, contra el papel del escritorio, al compás en que maquinaba sus pensamientos.

No sólo le preocupaba saber que su empresa familiar (el sueño y legado de sus antepasados) pudiera quedar en la ruina, sino que muchas familias dependían de ella, y todo gracias a un absurdo embargo que quién sabe cuántos años atrás había sido practicado por alguna autoridad fiscal.

Don Nico estaba decidido a arreglar el problema de una vez por todas, se puso a investigar y se llevó una gran sorpresa, el asunto rayaba en el absurdo: la autoridad fiscal negó la existencia del embargo. ¡Era un embargo fantasma! No obstante, su empresa reportaba reportaba tal gravamen.

Después de varios intentos fallidos con la autoridad, tomó la decisión de acudir a la Prodecon, pues ya nada tenía que perder, además que se anunciaba que los servicios eran totalmente gratuitos.

Al presentarse en las oficinas, don Nico por primera vez sintió el alivio y tranquilidad del cual se había visto privado desde hacía ya varios meses, la amabilidad y el trato gentil que recibió por parte del personal que lo atendió, le dio la confianza para exponer de inmediato su problema.

Poco tiempo después recibió una agradable noticia, se le notificó que ya todo estaba solucionado, pues se logró que la autoridad reconociera ue muchos años antes había realizado el embargo y que por error se omitió cancelarlo, siendo que el adeudo que en su momento lo motivó, ya había sido pagado, por lo que de inmediato se ordenó la liberación del mismo. Con ello, don Nico también pudo liberarse de la preocupación de que sus trabajadores se quedaron sin empleo y seguir produciendo el dulce de coco que tanto les encanta a los turistas.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Llevar una contabilidad fiscal y otra financiera es ilegal?

Requisitos de deducibilidad de ingresos provenientes de cajas o fondos de ahorro

empresarios-ptu-reparto-utilidades-productividad

¿Cómo se calcula la PTU cuando el patrón persona física tiene distintas actividades?

¿Por qué una nómina informal puede ser más costosa que una formal?