¿Qué son las declaraciones complementarias y cuándo debes hacerlas?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn

Se usan cuando el contribuyente no declaró en tiempo y forma y sirven para evitar multas y recargos. 


A nadie le gusta que lo corrijan. Debe ser algo evolutivo, pero en general, la gente siente una aversión física cuando alguien más le dice que se equivocó. Puede ser sobre un dato curioso o algo más importante; lo que sea, la norma es que no sean bien recibidas. Otra cosa que se recibe con aversión son los impuestos y todo lo que tiene que ver con lo fiscal. Así que, cuando estas dos se juntan, tenemos las declaraciones complementarias del SAT.

Todos los contribuyentes están obligados a presentar declaraciones de impuestos: estas son las declaraciones normales. En algunos casos, se deben presentar unas adicionales porque en las normales tal vez hubo un error. La cosa más básica, como llenar el campo que dice “ingresos” con los honorarios. Esta información se tiene que corregir. Para hacer esto se necesita una declaración que modifique los datos de la original; éstas se llaman complementarias.

Entonces, hay diferentes formas en las que estas declaraciones pueden encontrarse en la naturaleza.

  • El primero es el de poner información donde no debe ir, que es bastante común. 
  • Otra variedad es cuando se omite presentar una o varias declaraciones. Sí, esto también puede pasar por error. Es como cuando debes presentar, por decir algo, ISR e IVA, pero sólo presentas ISR. En una declaración complementaria deberás poner el IVA omitido.
  • Otra es cuando a una persona moral, que debe presentar sus declaraciones antes del 17 de cada mes, se le vence la línea de captura que también debe presentar porque no alcanzó a pagarla. Declaración complementaria para ellos también.
  • Por último, errores con los importes. Digamos que declaras algo y después, en una reunión con tu contador, te das cuenta de que hubo un error. Pues sí, lo mismo que con las otras.

Como ya te habrás dado cuenta, sagaz lector, estos son errores del contribuyente.

Para solicitarlas y presentarlas, debes entrar a la página oficial del SAT e irte a Trámites. Ahí están las declaraciones desplegadas y escoges la que debes corregir. Dependiendo de tu problema, hay diferentes opciones de lo que puedes cambiar, quitar o añadir. Eso lo debes resolver tú solito, pero a estas alturas ya deberías saber específicamente qué vas a corregir.

En términos generales, no hay que tenerle mucho miedo a la idea de arreglar o corregir tus declaraciones. Lo único es darse cuenta de esos errores a tiempo.

Con información de C.P.C. Rodolfo Jerónimo Pérez, integrante de la Comisión Fiscal 2 Bosques del Colegio de Contadores Públicos de México.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes), El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y nuestro canal de YouTube.

Te recomendamos:

¿Qué es la simetría fiscal?

Según el principio de la simetría fiscal, debería haber un equilibrio entre los ingresos y los gastos, pero la autoridad no siempre