¿Sabes qué pagas cuando compras un boleto de avión?

Sobre el precio real de un pasaje, hay otros cargos por impuestos y derechos que disparan su costo

tua, boleto de avión

Sobre el precio real de un pasaje, hay otros cargos por impuestos y derechos que disparan su costo


*Esta nota fue publicada originalmente el 30 de marzo de 2015. Última actualización: 18 de enero de 2018. 

Cuando compres un boleto de avión, considera que su precio final siempre será más caro que la tarifa que inicialmente  encuentras en algunas oferta de líneas aéreas y agencias de viajes. Esto se debe a los impuestos y cargos que debes pagar.

Sobre el precio original de un boleto hay que pagar el IVA, el TUA, cargos por combustible y otras tarifas.

El IVA se cobra sobre la tarifa base del boleto, pero el porcentaje será diferente si el aeropuerto de destino está en la frontera. En vuelos nacionales se cobra el 16 por ciento de este impuesto, mientras que en los internacionales se cobra sólo 4 por ciento, pues la Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado establece que “…se considera que únicamente se presta 25 por ciento del servicio en territorio nacional”.

El IVA se cobra sobre la tarifa base del boleto, pero el porcentaje será diferente si el aeropuerto de destino está en la frontera.

Este criterio beneficia a quienes viajen hacia una ciudad fronteriza, ya que el mismo artículo establece que los vuelos “…a las poblaciones mexicanas ubicadas en la franja fronteriza de 20 kilómetros paralela a las líneas divisorias internacionales del norte y sur del país, gozarán del mismo tratamiento”. Pero este privilegio no aplica en vuelos que tengan su origen en las ciudades fronterizas.

Si vuelas de la Ciudad de México a Ciudad Juárez por mil pesos, te cobrarán 4% por ciento de IVA, esto es, 40 pesos. Pero si tu viaje es redondo, por el regreso te cobrarán 16 por ciento de IVA, es decir 160 pesos. Hasta aquí, el precio sería de $2,200.

También se cobra IVA por los servicios adicionales del vuelo como comida, equipaje extra y otros servicios.

La Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) es una cuota fija que establece cada aeropuerto por derecho de uso, por lo que varía entre cada uno. La TUA que establece Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) es de 216.4 pesos por vuelos nacionales y de 363.8 pesos para vuelos internacionales. A este impuesto también se le cobra IVA.

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) esta tarifa es más alta. La TUA en el AICM es de 443 pesos (23.20 dólares) por vuelos nacionales y 854.95 pesos (44.07 dólares) por vuelos internacionales. En el Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), la TUA depende del aeropuerto.

Un vuelo redondo significa el cobro de dos TUA. A la tarifa del mismo vuelo redondo Ciudad de México-Ciudad Juárez, por ejemplo, tendría que agregársele el cobro de dos TUA, que suman alrededor de 875 pesos más IVA.

En el ejemplo anterior, los impuestos y tarifas desglosadas representan 48.85 por ciento del costo total del vuelo. El porcentaje puede variar, ya que la TUA es fija y su peso en el precio final del boleto depende de la tarifa base.

Cobros que no se desglosan

Hay otros cobros que no le hacen directamente a los pasajeros, sino a la aeronave. Si bien son establecidas de diferente manera entre cada aeropuerto, sus montos no difieren mucho.

En el AICM la Secretaría de Hacienda ha autorizado las tarifas de: uso de plataforma de embarque/desembarque, que va de 9.18 a 23.86 pesos, según si es vuelo nacional o internacional y si es horario normal o crítico.

También cobra el uso de plataforma de estacionamiento, de 1.30 a 2.56 pesos, bajo las mismas condiciones; el uso de “aerocares”, transportes que llevan a los pasajeros hacia y desde el avión, que comienza en una tarifa de 698 por la primera media hora, y por el aterrizaje, que va de 13.34 a 43.90 por cada tonelada de la aeronave.

El cargo por combustible se usa para cubrir variaciones en el precio de este recurso y normalmente se incluye dentro de la tarifa base. Por lo mismo, la cuota varía de acuerdo a la situación internacional de los hidrocarburos. ASA mantiene cuotas calculadas con base en el consumo anual de la aerolínea. Si ésta consume entre 0 y 25 millones de litros al año, el cargo será de 161.51 por cada metro cúbico de combustible.

A esto se le suman otros impuestos que no siempre vienen desglosados en tu compra. Por ejemplo, un vuelo internacional supone impuestos correspondientes tanto al país destino como al de origen.

Un vuelo desde, hacia o dentro de Estados Unidos, por ejemplo, implica impuestos diferentes, como el Impuesto Federal de Seguridad en la Aviación Civil de Pasajeros, también llamado “Impuesto Federal de Seguridad del 11 de septiembre”, de 5.6 dólares por embarque; el Impuesto Federal de Aduana, el cual recauda 7.5% de la tarifa base, y el de Inmigración y Naturalización, de 7 dólares.

Suscríbete al canal de YouTube de El Contribuyente.

COMPARTE

CONOCE NUESTRA REVISTA

RELACIONADAS