El Contribuyente
Síguenos
empty

4 lecciones de la Fórmula 1 para tu empresa

31 octubre, 2017

Todavía con las emociones frescas provocadas por el trazado en el Autódromo Hermanos Rodríguez, recordamos por qué esa gran empresa multinacional llamada Fórmula 1 es capaz de dar las mejores lecciones de management.


Los aficionados que viven la emoción del automovilismo son particularmente felices desde 2015, año en que regresó por sus fueros el Gran Premio de México.

Y lo son todavía más tras el espectáculo del pasado 29 de octubre. Nuestro país es, ya se sabe, mayoritariamente ferrarista, pero nadie puede quitarle un centímetro de mérito al campeonato de Lewis Hamilton ni al carrerón del joven Verstappen, que cae tan bien.

La Fórmula 1, en todo caso, es una de las industrias más innovadoras del mundo, y las compañías bien podrían aprender de sus estrategias para ganar (o, por lo menos, para mantenerse competitivas) en la carrera por los consumidores y el mercado.

“Actualmente, nuestra competencia proviene de cualquier parte del mundo, de una enorme empresa o de una startup que ha innovado un servicio o lanzado una app que rompe la continuidad del modo en que se hacían los negocios en el pasado”, pontifica Eduardo de León de la Riva, ceo en De la Riva Group y piloto profesional de autos Gran Turismo, en su libro libro High Speed Business.

Para conocer las buenas y las malas prácticas o casos de éxito y fracaso en el management de la máxima categoría del automovilismo, formamos un tándem de sabiduría compuesto por De la Riva y Rodolfo Sánchez Noya, el decano del periodismo en deporte motor de México.

 

via GIPHY

Lección 1: Todo mundo es un innovador. ¿Qué vas a hacer tú?

Caso en la pista

La escudería Mercedes ha logrado seguir avanzando en el desarrollo del motor híbrido. Ha ganado tres campeonatos del mundo con ese motor, y este año ganó el cuarto.

El equipo de Ferrari, en cambio, ha cometido errores garrafales y no ha podido capitalizar la potencia de su motor, que es casi o tan potente como el de Mercedes.

“No conozco una industria más innovadora que la Fórmula 1; para que te des una idea, cada 10 minutos se inventa una nueva pieza que ayuda a que el coche tenga décimas o milésimas de segundo de mayor rapidez”, dice De León de la Riva.

Es una industria que no para, los equipos buscan nuevas opciones y soluciones todos los días del año, que permitan que el coche gane más velocidad. La innovación en la Fórmula 1 ya no es una cualidad agregada de unos cuantos; es el nombre del juego, el agua en la que nadan todos los peces. Y esa condición se impone cada vez más en el mundo de las industrias y las empresas, en general. Innovar no basta. Necesitas un extra que parece misterioso, un estado de gracia.

Lección para un negocio de alta velocidad

La compañía High Speed Business apuesta por la innovación de ruptura o disruptiva, es decir, aquella que logra reinventar todo un segmento o industria, cambiar las reglas del juego. Un buen ejemplo de ello son las startups, que están revolucionando muchos de los mercados tradicionales.

Es verdad que la innovación es y será valiosa para las organizaciones que quieran crecer, perdurar y trascender, pero tendrá que ser rentable o su consecución será irrelevante.

Para ello, deberán desarrollar tolerancia al fracaso, perseverar todos los días e innovar, y saber leer al consumidor –lo que necesita y está pidiendo–. Innovar significa crear soluciones que el consumidor todavía no ha imaginado.

En la Fórmula 1, la innovación es un factor importante, porque la velocidad depende en buena parte de estos cambios.

Lección 2: Fallar bien, fallar con gracia… y no volver a hacerlo

Caso en la pista

Para la escudería McLaren, los últimos cinco años han sido de fracasos, sobre todo los últimos tres con Honda, en donde no han dado una. Es el motor menos fiable de la parrilla, el que más fallas ha tenido y que más penalizaciones se le han levantado.

Sánchez Noya explica que, en este caso, el motor lo fabrica Honda y el chasis McLaren, pero no han podido tener un equilibrio, no han encontrado un balance adecuado entre la potencia del motor y la carrocería de los autos.

Parece que no han aprendido de sus errores y lo único positivo de la escudería es tener a Fernando Alonso en el equipo, un piloto que está muy por arriba del coche y del motor.

Lección para un negocio de alta velocidad

El aprendizaje es una tarea constante. Por eso en la Fórmula 1 existe una práctica llamada debrief. Al terminar cada carrera, el equipo entero se reúne para revisar lo ocurrido y aprender de los errores y aciertos. Para ello, es fundamental practicar la honestidad y la empatía.

“El debrief es una práctica que he adoptado en la empresa en la que trabajo y que he recomendado a mis clientes. Es una forma en la que se documenta tanto el éxito como el fracaso; en cuanto al éxito para repetirlo y en cuanto al fracaso para no repetirlo y mejorar”, dice De León de la Riva.

Se trata de un sistema de juntas que, después de eventos importantes de la compañía, repasa todo lo sucedido, como puede ser el lanzamiento de un producto, de un servicio, de un nuevo flujo de trabajo, o lo que se haya implementado, y se revisa por qué funcionó bien o por qué no. Lo que se busca es la mejora continua.

Lección 3: Un líder no necesariamente es un experto

Caso en la pista

Red Bull es un ejemplo de un buen equipo balanceado, en todos sus miembros y en todas sus áreas, y está a punto de lograr un coche competitivo que la haga pelear el campeonato en el 2018, porque se encuentra muy cerca de tener un coche con una unidad de poder competitivo, consideran los expertos.

La escudería ganó cuatro campeonatos del mundo antes de la era de Mercedes, con Sebastián Vettel, y actualmente sus pilotos Daniel Ricciardo y Max Verstappen están muy cerca de Ferrari.

Detrás del éxito de la escudería se encuentra la visión de Dietrich Mateschitz, que posee el 49 por ciento de las acciones del productor de bebidas energizantes Red Bull, citada en el libro High Speed Business: “Él tenía una clara visión de lo que quería lograr; poner a la gente correcta en el lugar correcto, empoderarla, proveer los recursos necesarios para invertir en las áreas estratégicas y ocupar el poder global de marketing de Red Bull, para hacer del equipo un gigante del deporte dentro y fuera de la pista”.

Lección para un negocio de alta velocidad

Hoy existe un cambio en las relaciones entre directivos, managers y equipos de trabajo. La empresa se ha convertido en un proyecto en el que las relaciones verticales han dado paso a las relaciones horizontales. Hoy más que nunca se necesita talento individual y en equipo.

Los directivos de las organizaciones tendrán que cuestionarse qué tipo de líderes son: ¿uno que ve la gestión como mandato o como colaboración creativa? No deben pasar por alto a los expertos de cada área: ellos tienen una visión más completa de los retos cotidianos y saben cómo afrontarlos.

 

Lección 4: ¡Deja de planear tanto y actúa!

Caso en la pista

Force India es un equipo admirable, porque después de las grandes escuderías ha sido la mejor este año. Los equipos que están peleando todas las carreras son Red Bull, Mercedes, Ferrari, y el que sigue es Force India.

Es uno de los equipos que lo ha hecho muy bien, no sólo en el presente, sino en los últimos años. Sin embargo, también ha tenido errores: no ha sabido manejar ni hacer funcionar bien la relación entre Checo Pérez y Esteban Ocon.

Es una relación difícil de manejar porque son dos pilotos ambiciosos y que quieren ganar. En el GP de Japón, el equipo dio órdenes a Checo de no poder rebasar a Ocon, y la respetó. Ya veremos si la táctica del equipo funciona y si Ocon actúa de la misma forma en caso contrario. Sánchez Noya, por cierto, duda.

Lección para un negocio de alta velocidad

Dado el mercado y la competencia que tenemos hoy en la mayoría de las industrias, la táctica cada vez le va ganando más terreno a la estrategia, y lo mismo pasa en la Fórmula 1. Tú puedes llegar con una estrategia para la carrera de México, en la que se planearán los detalles con cuidado, pero si empieza a llover o algo le pasa al coche, por fuerza éste tendrá que entrar a pits.

La táctica toma en ese momento el control de la carrera y se decide con base en la información, igual que sucede en los negocios. Hoy es importantísimo para las compañías tener una vista periférica que les permita tomar decisiones en tiempo real y esta vista la da principalmente la tecnología.

Una de las recomendaciones para las empresas es que hagan una lista pormenorizada de las tácticas y acciones rápidas que se han implementado dentro de la organización –para afrontar una crisis o para dar cambios o saltos rápidos–, a fin de que se analice y se persiga después replicar los logros.

Suscríbete al newsletter aquí.

Visita nuestro canal de YouTube.



Recibe GRATIS novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral


¿Qué opinas?
Te puede interesar
partidos políticos, proveedores, el contribuyente,

Estos son los trámites que tienes que hacer con el SAT y el INE si eres proveedor de partidos políticos

zonas económicas especiales

¿Te conviene invertir en las zonas económicas especiales?

Diana Bernal Prodecon

Diana Bernal, la conciliadora de los contribuyentes

¿Es posible el amor en una oficina?