El Contribuyente
Síguenos
empty

Usa el botón de “borrar” de tu cerebro y avanza en tu carrera profesional




Foto: Shutterstock
7 agosto, 2017

Para aprender nuevas cosas, es tan importante crear nuevas conexiones neuronales como liberar espacio borrando las que ya no se usan.


Sherlock Holmes, el famoso personaje creado por Arthur Conan Doyle creado a finales del siglo XIX, sobresale principalmente por su asombrosa habilidad para deducir hechos complejos a partir de pistas ocultas para la mayoría de las personas o, mejor dicho, a la vista de todos, pero cuyo significado se les escapa. En la novela corta A Study in Scarlet, en la que Conan Doyle introduce por primera vez al personaje, James Watson narra cómo, a pesar de las asombrosas dotes intelectuales de Sherlock, carece de muchos de los conocimientos que son de dominio público para prácticamente cualquier persona con un diploma de educación secundaria, como el nombre de los planetas del sistema solar.

“Verás –explicó– creo que originalmente el cerebro de un hombre es como un pequeño ático vacío que debes llenar con el mobiliario de tu elección. Sólo un tonto lo llenaría con cuanta cosa se ponga en su camino, de modo que el conocimiento que podría serle de utilidad no quepa o termine revuelto con otras cosas, de modo que acceder a él sea difícil”, le respondió Holmes al estupefacto Watson. Resulta que investigaciones recientes en neurociencias podrían darle la razón a Holmes. Más o menos.

Sin embargo, tan importante como la creación de nuevas conexiones es la poda de las que ya no se usan tanto.

Según un artículo de Fast Company, uno de los componentes fundamentales para aprender algo nuevo es la práctica. Así, ya sea que estés aprendiendo mandarín o a tocar el cello, entre más realices una acción, se crearán más conexiones cerebrales relacionadas con el acto. Sin embargo, tan importante como la creación de nuevas conexiones es la poda de las que ya no se usan tanto.

Las conexiones cerebrales que no se usan tanto son marcadas con la proteína C1q (entre otras). Con lo que, cuando las células encargadas de podar las conexiones que ya no se usan, las células microgliales, encuentran una de estas conexiones marcadas, la destruyen. De esta manera, dice Fast Company, es que el cerebro hace espacio para aprender nuevas cosas.

Para propiciar esta poda de conexiones en desuso recomiendan dormir suficiente. Pero, por otro lado, las consecuencias no paran ahí. Que aquello en lo que se piensa poco termine por ser desechado, implica que tenemos algún control sobre qué, usando la terminología de Holmes, compondrá el mobiliario de nuestra mente.

Además de que dormir suficiente ayuda en el aprendizaje de nuevas tareas, es recomendable concentrarse en aquello que nos puede hacer progresar en nuestra carrera y en nuestra vida. Deja de perder el tiempo pensando en lo que no te hará lograr conseguir un ascenso. Concéntrate en lo importante. Aprende un nuevo idioma o actualízate en tu área de especialidad, cierra Netflix un rato.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Suscríbete al newsletter aquí.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
El IMSS prepara la ICSOE, para informar de contratos de servicios especializados

IMSS publicó reglas para la incorporación de los trabajadores independientes

Estrategias efectivas para la transformación organizacional en la era digital

¿Cómo evitar estafas en la temporada de impuestos?

Claves para crear experiencias atractivas y efectivas en el comercio electrónico