El Contribuyente
Síguenos
empty

Las empresas mexicanas destinan más de la mitad de sus ingresos en impuestos



Foto: Shutterstock
7 agosto, 2017



Según PwC, la tasa impositiva es la mayor de América del Norte.


El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha sido increíblemente eficiente para incrementar la recaudación durante la administración actual. Tras la paulatina caída de los ingresos petroleros del Estado durante los últimos años, el gobierno se ha esforzado por conseguir los recursos del gasto público de los impuestos recaudados. En la actualidad, los ingresos tributarios sustentan el 56% del gasto público, muy por encima de 2012, cuando sólo el 37.4% de los recursos del gobierno provenían de los bolsillos de los ciudadanos.

Para dar este salto en la recaudación, el SAT ha ampliado considerablemente la base de contribuyentes y la percepción de riesgo entre la base existente. Actualmente hay 1,874,765 empresas contribuyentes activas; esto es 371,448 más que en diciembre de 2012 (20% más), cuando empezaba este sexenio.

Según el estudio “Paying Taxes 2017”, de la consultora PwC, en México las empresas tienen que pagar el 52% de sus ingresos en impuestos.

La tajada más grande de lo recaudado por el gobierno corresponde al impuesto sobre la renta (ISR), que en 2016 aportó el 55% de los ingresos tributarios. De todo lo que ingresó por ISR, el 49.1% proviene de las empresas. Durante el periodo del actual presidente, Enrique Peña Nieto, la recaudación de ISR ha aumentado 13.3% al año y 20.8% para las empresas en términos reales. En contraste, durante el sexenio anterior, el de Felipe Calderón, la recaudación de ISR subió 5% anual en general, y 4.5% para las empresas.

Según el estudio “Paying Taxes 2017”, de la consultora PwC, en México las empresas tienen que pagar el 52% de sus ingresos en impuestos. En contraposición, el gobierno de Estados Unidos cobra impuestos por el 44% y el de Canadá por 21%. Si bien la tasa de ISR en México considerada en el estudio (25.6%) es menor a la de Estados Unidos (28.1%), donde el impuesto a las empresas se dispara es en los impuestos laborales, que son de 25.5%, en contraste con el 9.8% de Estados Unidos.

El estudio considera además un 0.9% bajo el concepto de otros impuestos, que terminan por sumar el total de 52% de carga impositiva para las empresas en el caso de México. Algo que frena la competitividad y limita las posibilidades de que un negocio sobreviva.

Suscríbete al newsletter aquí.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Caen 0.5% ingresos tributarios de enero a septiembre: SAT

Cae recaudación del IVA por disminución de consumo

Eliminan impuesto de importación a empresas para combatir inflación

auditorias-del-sat

Recomendaciones para evitar una auditoría del SAT