El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Y dónde está el dinero de los bebederos?

Con el dinero asignado en 2015, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas estimó que se podían instalar 90 mil bebederos, sin embargo, para este año sólo se tiene programada la instalación de 1,500.



16 diciembre, 2015



Aunque se asignaron 1,360 millones de pesos en el 2015 para dotar de bebederos a las escuelas de educación básica, sólo se tenía planeado instalar 1,500, pese a que este monto hubiera sido suficiente para poner hasta 90 mil.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), sólo se tenía programada la instalación de mil 500 bebederos este año. Pero en realidad tampoco es claro que por lo menos esa cantidad haya sido efectivamente instalada, de acuerdo con la organización El poder del consumidor.

“Solamente tenemos una cifra que mencionó el director del Inifed, que para 2015 se tenía estimado instalar 1,500 bebederos, no sabemos el costo que tuvieron estos bebederos”, comentó Fiorella Espinosa, investigadora de salud alimentaria de El poder del consumidor

El monto representa el 15% del presupuesto total asignado para el Programa de la Reforma Educativa de la Secretaría de Educación Pública y los recursos provienen de lo recaudado por el impuesto de un peso por litro a las bebidas azucaradas.

Cifras del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados muestran que con esa cantidad se podrían instalar 90 mil bebederos escolares, incluyendo el mueble, el sistema de purificación y el costo de instalación.

El CEFP estima que cada bebedero tiene un costo promedio de 15 mil pesos, pero de instalarse sólo 1,500, cada uno habría tenido un costo de 900 mil pesos.

De acuerdo con datos del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial de 2013 (CEMABE), 118 mil planteles educativos carecen de bebederos, es decir, 81.2% de las 145 mil escuelas primarias del país.

En las disposiciones transitorias de la reforma fiscal, se establece que un monto similar al que se obtiene por el IEPS a bebidas saborizadas, se debe destinar a programas de promoción de combate a la desnutrición, sobrepeso y obesidad, así como a proveer bebederos con suministro continúo de agua potable en inmuebles escolares públicos.

Para conocer  sobre el uso de estos recursos, EPC entregó un oficio al secretario de Educación, Aurelio Nuño, para solicitarle que aclare la situación de los bebederos.

“Hacemos un atento llamado a las autoridades involucradas para iniciar con la instalación de estos bebederos, ya que el recurso asignado está en riesgo de perderse”,  dijo Fiorella Espinosa, al entregar el documento.

De nueva cuenta en el Presupuesto de Egresos 2016, 15% del dinero del Programa de la Reforma Educativa se destinará para este fin, cifra que será de 800 millones de pesos.

La Ley General de Infraestructura Física Educativa fijó en 2014 un plazo máximo de 3 años para que todas las escuelas públicas de nivel básico del país cuenten con bebederos instalados y funcionando.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas