El Contribuyente
Síguenos
empty

Coparmex pide austeridad a los estados

Las entidades deberán elaborar presupuestos austeros, reducir el gasto, no crear más impuestos ni aumentar los existentes, señaló Juan Pablo Castañón.



15 septiembre, 2015



La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) llamó a los gobiernos de los estados a hacer un compromiso público para sumarse a la iniciativa de austeridad en materia de presupuesto que propone el gobierno federal para 2016.

Juan Pablo Castañón, presidente Coparmex, instó a los gobernadores a emprender programas de reducción de deuda, tras señalar que en siete entidades federativas los pasivos alcanzan niveles críticos.

"Deberán elaborar presupuestos austeros, reducir el gasto, no crear más impuestos ni aumentar los existentes, focalizarse en los programas que tienen mayores resultados, eliminar los que están duplicados o que ya no cumplen con los objetivos y corresponder al gran esfuerzo que harán los contribuyentes durante 2016”, puntualizó.

Además exhortó a los gobernadores a trabajar para reactivar la economía de las diferentes regiones del país, a comprometerse al pago ágil a proveedores y a priorizar proyectos multiplicadores de crecimiento económico, con esquemas de estímulos a las inversiones.

Recordó que en el paquete económico de 2016 se estima que el gasto neto del gobierno federal alcanzará 4 billones 746 mil millones de pesos y se propone un ajuste al gasto programable de 221 mil millones de pesos.

Lo anterior equivale al 1.15% del Producto Interno Bruto (PIB), en comparación con el presupuesto de egresos de 2015, señaló.

El empresario también llamó a los diversos organismos autónomos, diputados, senadores y magistrados del Poder Judicial, a sumarse a la iniciativa de austeridad nacional.

Más recursos pero no suficientes 

A pesar de que en el proyecto de Presupuesto 2016 se prevén recursos por 679 mil millones de pesos para las participaciones a entidades federativas, 8.5 % más que en 2015, Castañón señaló que los recursos estarán limitados a través de convenios con el gobierno federal para financiar obra pública y otros servicios.

De acuerdo con datos de Hacienda, en siete entidades federativas el nivel de deuda es tan grande, que ni todos los recursos que reciben de las participaciones federales alcanzarían para liquidarla.
“Hablamos de estados como Sonora con pasivos por 120 % de sus participaciones; o Nuevo León, con 229%; Chihuahua, con 240%; Coahuila con 249%, Quintana Roo con 280%, Veracruz con 116.8 % y Nayarit con 103.3 % de sus participaciones de todo lo que reciben de la federación”, dijo.

Puntualizó que las obligaciones financieras de estas siete entidades representan 45% de todos los pasivos estatales y municipales.

Puso el ejemplo de entidades como Tlaxcala, cuya proporción de su deuda alcanza apenas 0.3 % de sus participaciones; Querétaro con 16%, Campeche con 20%, Guerrero con 21 % o Tabasco con casi 22%, lo que “comprueba que sí es posible la racionalidad y continuar con el progreso regional”.

Según la calificadora Moody’s Investors Service, el plan propuesto por el gobierno federal podría tener un efecto crediticio desfavorable para algunos estados mexicanos, ya que recortaría 23.58% los convenios y otras transferencias que se utilizan para financiar los proyectos de infraestructura de los estados.

“Estas transferencias sirven efectivamente como sustituto de deuda y con la magnitud de esta caída en transferencias federales, los estados probablemente tendrán que incrementar su apalancamiento para financiar esos proyectos”, señaló el analista de Moody’s, Francisco Vázquez-Ahued.

Apuntó que las transferencias de aportaciones, que están etiquetadas para servicios públicos básicos, están proyectadas para crecer 4.3 % según el proyecto de presupuesto, cifra que está por debajo de la tasa de crecimiento anual compuesta entre 2010 y 2014, de 6.5%.

Piden mayor transparencia 

Castañón demandó a los gobiernos estatales compromisos con la transparencia y la rendición de cuentas, y consideró necesario homologar la forma en que los estados presentan su información financiera y contable, y en este punto la participación de la sociedad es indispensable.

Indicó que ese compromiso es importante, sobre todo en aquellas entidades donde habrá elecciones el próximo año, para tener una nueva cultura del ejercicio público, a partir de la entrega de sus administraciones.

El dirigente de la Coparmex señaló que el ajuste al gasto significa un esfuerzo para el gobierno federal; sin embargo, dijo que aún se requiere un trabajo adicional para la simplificación fiscal y mayores incentivos para la inversión, que generen empleos (con información de Notimex).

 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0