¿Qué es una razón financiera y para qué sirve?

Con estas herramientas puedes obtener información avanzada sobre el desempeño de tu empresa.

José Luis Álvarez
 ¿Qué es una razón financiera y para qué sirve?
 ¿Qué es una razón financiera y para qué sirve?

En los estados financieros hay información valiosa sobre el desempeño de tu empresa durante un periodo de tiempo determinado. En ellos encontrarás datos como el valor de sus activos, deudas y capital. Esta información por sí sola ya es bastante reveladora. Sin embargo, es posible y recomendable ir más allá. Una manera de hacer esto es usando las razones financieras.

Una razón, en matemáticas, es una relación entre dos magnitudes que se expresa como una fracción. De este modo, una razón financiera es la relación entre dos magnitudes de un estado financiero que se expresan como una fracción. Por ejemplo, si en tu estado financiero tienes información como el volumen de ventas y el costo de venta (lo que cuesta la producción de un bien o servicio), puedes extraer una razón financiera llamada margen bruto restando el costo de venta al volumen de venta y dividiéndolo entre el volumen de ventas.

Supongamos que una pequeña fábrica tuvo ventas por 1 millón 436 mil pesos en un año y sus costo de venta ascendió a 478 mil pesos durante el mismo periodo. Veamos la fórmula abajo:

(Ventas − Costo de venta) / Ventas = Margen bruto

(1,436,000 − 478,000) / 1,436,000 = 67%

Lo anterior quiere decir que el margen de ganancias de la empresa, una vez descontados los costos de producción, fue del 67% de las ventas, lo que es bastante bueno.

Existen razones financieras para entender mejor el nivel de deuda, liquidez o qué tan rentables son tus inversiones, entre otros aspectos. Veamos ahora un ejemplo de una razón de liquidez. La liquidez es la propiedad que tienen los activos de una empresa de ser cambiados por efectivo. Si dos empresas tienen 300 millones de pesos en activos, pero una lo tiene en algo fácil de vender (como en dólares) y la otra lo tiene en algo que no lo es tanto (como en bienes inmuebles), diremos que la primera tiene más liquidez.

Esta información es valiosa, pues es uno de los factores que las instituciones financieras toman en cuenta al conceder créditos, ya que habla de qué tanta facilidad tiene una empresa de cumplir con sus obligaciones financieras.

Una manera de calcular la liquidez es mediante el tiempo medio de cobro; es decir, cuánto tiempo tarda una empresa en recibir el pago por los bienes y servicios que provee. Para calcular esto, podemos usar la siguiente fórmula:

(Cuentas por cobrar / Ventas a crédito) x Número de días = Tiempo medio de pago

Supongamos que otra empresa, una tienda de abarrotes, acostumbra fiar a sus clientes con la condición de que paguen en no más de un mes. Como es de esperarse, algunos clientes cumplen, mientras otros no. Si al finalizar el año, la tienda tiene 10,000 pesos por cobrar e hizo ventas a crédito de 75,000 pesos, entonces:

(10,000 / 75,000) x 365 = 48.6

Lo que quiere decir que el abarrotero está tardando en promedio 48.6 días en cobrar sus ventas a crédito; es decir, sus clientes no están cumpliendo con sus pagos a tiempo, por lo que tendrá que empezar a hacerlo de modo distinto.

Estos son sólo dos ejemplos. Si te gustaría conocer más del tema, te recomendamos consultar los numerosos recursos gratuitos que existen en línea, como Investopedia.

Suscríbete al newsletter aquí.


Inicia sesión para hacer un comentario
elContribuyente
X