El Contribuyente
Síguenos
empty

Consejos para demostrar transferencias entre cuentas propias

Te mostramos las recomendaciones de especialistas para demostrar el origen y destino de las transferencias entre cuentas propias



El Contribuyente
31 octubre, 2023

El Código Fiscal de la Federación (CFF) dispone que, a menos que se demuestre lo contrario, las autoridades fiscales asumirán que los depósitos en la cuenta bancaria del contribuyente, no respaldados por los registros contables obligatorios, constituyen ingresos o valor de actividades sujetas a tributación. Este precepto está contenido en el Artículo 59, fracción III, del CFF.

Según las afirmaciones del experto en asuntos fiscales Mario Beltrán, todo importe ingresado a la cuenta bancaria de una persona física, ya sean depósitos o transferencias, podría ser considerado como ingreso por parte de las autoridades fiscales, a menos que se demuestre lo contrario.

Dentro de este marco, el experto en materia fiscal esclareció la interrogante siguiente: ¿Está obligado un contribuyente a abonar impuestos por las transferencias electrónicas que efectúa entre sus propias cuentas bancarias, ya sea entre una cuenta “A” en un banco y otra cuenta “B” en el mismo banco o en diferentes entidades bancarias?

Para demostrar el origen y destino de las transferencias entre cuentas propias, Mario Beltrán expuso las siguientes recomendaciones:

1. Reúne los estados de cuenta bancarios de ambas cuentas

Descarga o gestiona los estados de cuenta, de ambas cuentas, de manera preventiva. No te esperes a tener el problema, porque luego el SAT te pone ciertos plazos, y de no atenderlos no te reconoce tu explicación o tu prueba, y te podría imponer una multa.

Deben ser los estados de cuenta de cinco años, que es lo que el SAT podría estar necesitando. Pero podrías tener los más próximos, y si tú movimiento es importante trata de tener esos cinco años.

Te va a costar, porque al ser un movimiento extraordinario el banco te podría cobrar la comisión correspondiente.

2. Guarda los recibos o comprobantes

Cuando hiciste las transferencias de tu cuenta A a tu cuenta B, de seguro te quedaron recibos o comprobantes.

Los vas a necesitar, para comprobar el origen de la cuenta A y el destino en la cuenta B, conjuntamente con el estado de cuenta.

3. Elabora una hoja de cálculo

Si quieres que esto sea más fácil, vas a requerir una hoja de cálculo o de una libreta, que te permita analizar cosas como la siguiente:

El mes pasado recibí 300,000 pesos en mi cuenta bancaria A, entre depósitos y transferencias, y 200,000 pesos corresponden a nómina, 30,000 a una donación, 20,000 a alimentos, el resto es de otros conceptos.

Tienes que identificar cada uno de los conceptos, porque el SAT se va a ir con todo a decir que se debe pagar el impuesto de los 300,000 pesos.

Pero lo anterior depende de la naturaleza del concepto, si se encuentra gravado o exento.

Con esos elementos se pudiera tener un primer avance para poder desvirtuar la presunción del SAT y decir “sí recibí esos 300,000 pesos, una parte fue con transferencia a la cuenta B y no debo pagar el impuesto”. El SAT valorará las pruebas y decidirá si le otorga la razón al contribuyente.

En caso de que el contribuyente no aporte las pruebas necesarias, el SAT cobrará el impuesto de todos los depósitos y transferencias, con actualizaciones y recargos.

Puedes ver el video que publicó el especialista fiscal Mario Beltrán aquí / Fecha de publicación: septiembre de 2023.

Te puede interesar

Advertencia: El SAT considera como ingreso todo depósito en tu cuenta bancaria

Aplaza SAT obligaciones fiscales en Acapulco

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

 

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

En México sí pagamos impuestos: Shein

IMSS publica nuevas características de su sistema del dictamen electrónico SIDEIMSS

¿Qué pasa si no facturo los viáticos?

La SCJN valió el límite máximo al reparto de utilidades