El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Cómo saber si quien nos escribe es realmente nuestro banco? 4 signos para detectar los ataques de phishing

Los ataques de phishing que se hacen pasar por nuestro banco continúan causando problemas en las cuentas de los mexicanos. ¿Cómo detectar estas estafas?



27 octubre, 2023

De pronto recibimos un mensaje de nuestro banco diciéndonos que se produjo un problema en su red y que deben verificar nuestro acceso a la cuenta. Si no lo hacemos de manera inmediata, nos dicen, se bloqueará la cuenta ‘por nuestra seguridad’, y no podremos disponer de nuestros fondos hasta que la desbloqueemosen un proceso que se anticipa largo y muy complejo. 

Algunas personas se alarman al recibir estos mensajes, porque dependen de su cuenta bancaria para poder hacer frente a pagos urgentes que no podrán hacer si les bloquean la cuenta. Puede que incluso teman que perderán el dinero que guardan en ella, y por eso se apresuran a cumplir con las exigencias del mensaje en cuestión. 

Sin embargo, este mensaje resulta ser falso. Quien lo envía no es el banco, sino un ciberatacante que busca hacerse con los datos de acceso a la banca online del mayor número posible de usuarios. Si no cuentan con la 2FA activada, estos usuarios pierden entonces el acceso a su cuenta bancaria, y el hacker transfiere el dinero que encuentre a un paraíso fiscal. 

¿Es el banco o es un hacker? Estas son las señales clave 

Nos encontramos ante un problema cuando estos mensajes resultan un tanto ambiguos y no tenemos claro si son legítimos o no. ¿Cómo saber entonces si un mensaje de nuestro banco es legítimo o es falso? Bueno, hay algunos signos a los que podemos prestar atención para tratar de descubrir si el origen del mensaje es auténtico o no. 

  • La palabra clave. Cada vez son más las entidades bancarias que nos ofrecen la posibilidad de configurar una palabra clave para proteger las comunicaciones. Esta palabra clave puede ser cualquier término de nuestra elección, y nuestro banco lo antepondrá a cualquier mensaje que nos envíe para que sepamos que es oficial. 
  • La petición de datos con urgencia. Los bancos nunca nos pedirán nuestros datos de acceso, y mucho menos con urgencia o bajo la amenaza de cerrar nuestra cuenta. Cuando esto ocurre, se trata casi con total seguridad de un hacker tratando de apoderarse de los datos bancarios de su víctima. 
  • Las herramientas de ciberseguridad. Herramientas de ciberseguridad como una VPN para viajar suelen incorporar sistemas de protección anti-phishing capaces de detectar y bloquear mensajes, webs y direcciones IP fraudulentas. De este modo podemos prevenir intentos de estafa automáticamente, porque la propia VPN los bloqueará. 
  • El teléfono oficial del banco. En caso de duda, siempre nos conviene evitar los enlaces del correo o el mensaje que hayamos recibido, y confirmar la información de manera independiente con nuestro banco. Debemos buscar online el teléfono oficial del banco o acudir a una sucursal física, y comprobar de ese modo si el mensaje era legítimo. 

Otras maneras de proteger nuestros fondos online 

Detectar este tipo de mensajes fraudulentos nos puede ayudar a prevenir múltiples estafas, pero, además, hay otras medidas de seguridad que podemos adoptar para proteger mejor nuestro dinero. En la era digital, cada vez son más las plataformas donde hacemos todo tipo de pagos online, y, con tanto ir y venir de nuestros datos bancarios, las posibilidades de sufrir hackeos se multiplican.

Una buena manera de prevenir problemas en nuestras cuentas bancarias pasa por usar más de una. Esto no tiene por qué suponernos un desembolso, ya que son muchas las entidades bancarias que ofrecen cuentas sin costo bajo ciertas condiciones. Al contar con varias cuentas, lo recomendable es usar online la cuenta donde tengamos menos dinero guardado, de modo que, incluso en el caso de sufrir un hackeo, las pérdidas serían escasas. 

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Otra solución son las tarjetas de prepago, o, alternativamente, las tarjetas bancarias digitales con límites de desembolso muy bajos. Al hacer nuestras compras online con tarjetas cuyos límites de gasto no superen los 2000 o 3000 pesos, nos estaremos asegurando de no perder más que eso en caso de que se filtren nuestros datos bancarios. ¡Si detectamos cualquier tipo de gasto no autorizado en la tarjeta, solo tenemos que cancelarla y solicitar otra!





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Estrategias efectivas para la transformación organizacional en la era digital

¿Cómo evitar estafas en la temporada de impuestos?

Claves para crear experiencias atractivas y efectivas en el comercio electrónico

Carta Porte y la función que cumple en el registro de tus mercancías