El Contribuyente
Síguenos
empty

6 maneras de evitar el robo a transportes de carga



15 junio, 2023

Cuando un consumidor hace una compra, uno de los momentos esperados es cuando reciben el producto que adquirieron en el plazo indicado por la tienda. Sin embargo, los transportistas se enfrentan a riesgos en sus trayectos, entre ellos perder la mercancía. Por ello, en este artículo compartiremos 6 maneras de evitar el robo a transportes de carga para asegurar que los productos lleguen a su destino sin contratiempos.

¿Qué es el transporte de carga?

Como su nombre lo indica, se refiere al vehículo que utilizan las empresas para cargar la mercancía y llevarla a su destino, ya sea el consumidor final, un proveedor u otro negocio mayorista.

De esta manera se hace el desplazamiento de un lugar a otro y es un punto clave en la cadena de suministro, ya que de ello depende que todo el proceso se complete y realmente tenga un aporte al comercio y la economía global.

Existen diferentes tipos de transporte de carga, cada uno tiene sus propias características y ventajas.

  1. Transporte terrestre: contempla los traslados por carretera y ferrocarril. El primero utiliza camiones y remolques para llevar la carga de un lugar a otro. El segundo utiliza trenes. Ambos son utilizados con gran frecuencia debido a su flexibilidad y acceso directo a diferentes ubicaciones, además que, en el caso de los camiones, se determinan diversas rutas para abarcar la mayor parte del territorio de manera óptima respecto a tiempo y dinero.
  2. Transporte marítimo: implica el uso de barcos y buques para transportar carga a través de los océanos y mares. Es usado especialmente para envíos de mercancía de gran volumen, pues los barcos tienen una gran capacidad de carga. El transporte marítimo es uno de los más económicos, pero también puede ser el más lento en comparación con otros modos, por lo que se usa a menudo en envíos internacionales.
  3. Transporte aéreo: consiste en el desplazamiento con el uso de aviones. Es más rápido y se utiliza para envíos urgentes, internacionales o de alto valor. Si bien es más costoso, los tiempos de tránsito son más cortos y goza de mayor seguridad para la carga.
  4. Transporte por tuberías: no es de los más escuchados, pero es vital para  transportar líquidos y gases a través de sistemas de tuberías. Se utiliza principalmente en la industria del petróleo y el gas.

Como se puede ver, cada tipo de transporte tiene sus ventajas y desventajas, sin embargo, según el tipo de mercancía, origen y destino, es lo que determina cuál es el más factible para ahorro de tiempo, dinero y, por supuesto, consideraciones ambientales.

 

¿Cómo evitar el robo a transportes de carga?

En la actualidad, cualquier tipo de negocio está expuesto a ser víctima de un delito y es un problema a nivel mundial, sin embargo, se pueden tomar medidas para prevenirlos. A continuación compartimos algunas maneras para evitar el robo a transportes de carga y todo tiene que ver con la gestión de riesgos.

  1. Planificación de rutas: una planificación cuidadosa de las rutas de transporte es vital para evitar áreas de alto riesgo que tenga antecedentes de robo u otro tipo de riesgos. El horario también es importante, ya que hay horas en las que se es más vulnerable, por ejemplo, por la noche. Sistemas de navegación actualizados y mantenerse al día en temas de seguridad proporcionada por autoridades locales, son aspectos que cambian el curso de la planificación.
  2. Seguimiento y monitoreo: tecnologías de seguimiento y monitoreo de vehículos y carga, como sistemas de GPS y telemática, para tener un control constante sobre la ubicación y el estado de la carga, pueden hacer de esta tareas algo más sencillo. Así, se pueden tener respuestas rápidas en caso de incidentes y facilita la recuperación de la carga en caso de robo.
  3. Comunicación y coordinación: una comunicación constante con conductores y personal de seguridad son clave para establecer procedimientos claros en caso de cualquier incidente sospechoso o robo en tiempo real. También es importante cooperar con las autoridades locales y compartir información relevante sobre incidentes previos para monitorear la zona y prevenir a otros transportistas.
  4. Capacitación del personal: invertir en capacitación a los conductores y personal de seguridad sobre las medidas de seguridad adecuadas, incluyendo la identificación de situaciones de riesgo, técnicas de conducción defensiva y procedimientos de emergencia, será algo beneficioso a futuro. Además, se promueve conciencia situacional y prevención de acciones que puedan poner en peligro la carga.
  5. Seguridad física: con esto no nos referimos exclusivamente a personal, sino a sistemas de bloqueo, sellado de contenedores, alarmas, cámaras de vigilancia y cualquier sistema de seguridad en las instalaciones de carga. Por supuesto que escoltas o más de un transportista, siempre darán mayor seguridad en áreas de alto riesgo o cargas de alto valor.
  6. Colaboración con autoridades y asociaciones: trabajar junto a las autoridades locales, la policía y las asociaciones de transporte para compartir información, participar en programas de prevención y recibir asesoramiento sobre las mejores prácticas de seguridad, ayudará a una mejor planificación y logística.

Estas medidas previenen el robo a transporte de cargas, sin embargo, siempre se debe evaluar la situación de cada negocio o empresa para desarrollar una mejor estrategia de transporte. Lo principal es mantener informado y capacitar al personal para saber cómo actuar, además de implementar medidas de seguridad con ayuda de la tecnología.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

5 errores de facturación y cómo evitarlos

¿Qué posgrado cursar después de haber estudiado Contaduría?

El REPSE podría dificultar contratación de algunos servicios de empresas extranjeras en 2022

Atención: El REPSE se debe renovar cada 3 años

Una billetera, un sinfín de operaciones: la ventaja de múltiples activos de PrimeXBT