El Contribuyente
Síguenos
empty

Conceptos financieros clave para la gestión económica empresarial



17 marzo, 2023

En la gestión económica de una empresa es esencial conocer y comprender ciertos conceptos que desempeñan un rol clave en la gestión corporativa a nivel financiero. El éxito empresarial no solo depende de la calidad de los productos o servicios ofrecidos, del marketing y la imagen, sino también de una gestión financiera sólida y bien informada, de la mano de especialistas en el tema. Es por ello que en este artículo hablaremos sobre algunos de los conceptos más importantes para la gestión económica de una empresa, incluyendo el EBIT, ROA, EBITDA, ROE, ratios financieros, cashflow,  activos corrientes y no corrientes, entre otros. Al tener una comprensión clara, los gerentes podrán tomar decisiones más estratégicas para el éxito y la rentabilidad a largo plazo.. 

 

Aquí exploramos términos esenciales en profundidad, brindamos información clara y concisa sobre lo que son y cómo se calculan. También discutiremos la importancia de estos conceptos y cómo se aplican en la toma de decisiones financieras. Esto, esperando que el presente artículo proporcione una base sólida para que los especialistas comprendan los conceptos clave y se sientan más cómodos en la toma de decisiones financieras críticas para el éxito de su empresa. 

 

Términos básicos para la gestión económica corporativa

 

En la gestión económica de una empresa es importante conocer y comprender algunos conceptos financieros clave que permiten analizar y evaluar el desempeño financiero de la empresa. Algunos de estos conceptos incluyen el EBIT, ROA, EBITDA, ROE, activos corrientes y no corrientes, entre otros. 

 

  • EBIT o ganancias antes de intereses e impuestos: Es una medida del desempeño financiero de la empresa que indica cuánto ha ganado la antes de deducir los gastos de intereses e impuestos. 

 

  • ROA o retorno sobre los activos: Otra medida importante que indica cuánto beneficio genera la empresa por cada unidad de activos que posee. El EBITDA, o ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, es similar al EBIT pero también excluye los gastos de depreciación y amortización. 

 

  • ROE o retorno sobre el patrimonio: Consiste en una medida que indica cuánto beneficio genera la empresa por cada unidad de inversión de los accionistas. Además, los activos corrientes y no corrientes son importantes para entender la estructura financiera, ya que los activos corrientes son aquellos que se espera que se conviertan en efectivo a corto plazo (como el efectivo en caja, las cuentas por cobrar y el inventario), mientras que los activos no corrientes son aquellos que se espera que generen beneficios a largo plazo (como la maquinaria, los edificios y las inversiones). 

 

¿Por qué son importantes estos conceptos? 

 

Para cualquier empresa, la gestión económica es fundamental si pretende mantener su viabilidad y crecimiento a largo plazo. En este sentido, el conocimiento y manejo de los conceptos financieros clave es fundamental para la toma de decisiones estratégicas que afectan a la rentabilidad y sostenibilidad del negocio. El EBIT, el ROA, el EBITDA, el ROE, cashflow, los activos corrientes y no corrientes son solo algunos de los términos que cualquier empresario o directivo debe conocer y comprender a la hora de gestionar los recursos de la empresa. Estos indicadores financieros proporcionan información valiosa sobre la situación de la empresa, su rentabilidad, eficiencia y solvencia. 

 

¿Cómo utilizar estos conceptos en la gestión económica? 

 

Para poder utilizar estos conceptos financieros en la gestión económica de la empresa, es necesario entender cómo se calculan y qué información proporcionan. A continuación, se presentan algunos consejos para utilizar estos conceptos de manera efectiva: 

 

  1. Conocer los objetivos de la empresa: Es importante establecer los objetivos de la empresa para poder utilizar los conceptos financieros adecuados. Si el objetivo es aumentar la rentabilidad, entonces se deben utilizar conceptos como ROA o ROE. Si el objetivo es medir la capacidad de generación de efectivo, entonces se debe utilizar el EBITDA. 

 

  1. Realizar un análisis comparativo: Es útil comparar los resultados financieros con los de otras empresas del mismo sector. Esto permite identificar fortalezas y debilidades, y tomar decisiones informadas sobre la gestión económica. 

 

  1. Establecer metas y objetivos financieros: La empresa debe establecer metas financieras a largo plazo y objetivos a corto plazo. Estos deben ser específicos, medibles y realistas. 

 

  1. Evaluar regularmente los resultados financieros: Es importante evaluar regularmente los resultados financieros para poder tomar decisiones informadas. Esto incluye el seguimiento del EBIT, EBITDA, ROA, ROE y otros indicadores financieros. 

 

  1. Tomar decisiones basadas en los resultados financieros: Los conceptos financieros son herramientas útiles para la toma de decisiones empresariales. La empresa debe utilizar esta información para tomar decisiones informadas y mejorar la gestión económica. 

 

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Para conocer más sobre gestión empresarial, te invitamos a visitar el contenido de Riskallay.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Publican aviso para detectar transacciones relacionadas con organizaciones terroristas

Acelerando hacia el Futuro: el Papel de las Cámaras de IA en la Conducción Autónoma con el Fundador de Smarter AI, Chris Piche

Conoce los derechos de los trabajadores de confianza en México

Reparto de utilidades: Conoce tus derechos y obligaciones fiscales