El Contribuyente
Síguenos
empty

Las 5 reivindicaciones del transporte terrestre


En un momento en el que el transporte por vía terrestre es clave para garantizar que los lineales de los supermercados tengan suficientes productos, es el momento en el que se ha alzado la voz para reivindicar ciertas mejoras que supongan un avance del sector.


23 agosto, 2022



Durante mucho tiempo, al focalizarse, sobre todo, el comercio en el transporte marítimo, se dejó de lado el recurso del uso de vehículos terrestres para movilizar mercancías a miles de kilómetros. Sin embargo, la situación actual de colapso en los puertos y con contenedores que llevan estancados meses en los principales hubs marítimos está siendo clave para dar salida a las mercancías y que lleguen en tiempo a destino.

¿Cuáles son entonces las reivindicaciones?

En primer lugar, ser capaz de asumir la subida de los combustibles para que las rutas sean rentables. Más allá de las ayudas gubernamentales o bonos, se solicita que el combustible y sus subidas de precio para los transportes de mercancías queden mejor regulados con los precios por trayecto.

Gracias a los seguimientos gps se ha conseguido mejorar mucho y optimizar las rutas, abaratando los costes finales y las distancias hasta las paradas y descansos. Además, con la instalación de hubs logísticos por todo el mundo es posible realizar los repostajes y descansos optimizando al máximo la carga.

En segundo lugar, el transporte por tierra solicita más seguridad. Para ello, al margen de la instalación propia de cámaras de seguridad para carros , es necesario que los gobiernos se planteen renovar los firmes de las carreteras y empiecen a invertir en lo que serán las carreteras inteligentes capaces de conectar con los vehículos para proporcionar información de la calzada y de los siniestros e incidentes que haya en ellas.

En tercer lugar, es necesario también agilizar toda la tramitación de permisos fronterizos. La digitalización de los procesos mediante biometría u otras nuevas innovaciones tecnológicas agilizaría los controles en cada frontera, aligerando los tiempos de espera en la carretera y permitiendo que las entregas se hagan de forma más ágil en tiempo y forma.

En cuarto lugar, se trata de conseguir que se profesionalice aún más la profesión. Es decir, quien se pone detrás de un volante de uno de los camiones que transporta mercancía debe ser consciente de su responsabilidad bien en carretera bien con el cuidado de la mercancía. Formar profesionales con ciertas herramientas que les ayuden a sortear problemas meteorológicos o mecánicos básicos es clave para mejorar el sector y, por extensión, las condiciones laborales de los mismos.

Finalmente, en quinto y último lugar, es necesaria la regulación de cómo trasladar mercancías a nivel internacional para poder dar garantías y seguridad de la carga a quienes reciben los pedidos realizados. Es clave una legislación clara internacional que sirva de base para conocer cuáles serán los requisitos que se exigirán en cada caso. Solo así se evitan sorpresas en aduanas y fronteras.

En definitiva, pequeños cambios estructurales que van a servir para avanzar en el transporte terrestre y en su infraestructura para garantizar rutas seguras y eficaces que ayuden a evitar accidentes .






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Vender cajas de CSGO es una buena forma de ganar dinero en 2022

Así se pagan los impuestos originados de las ganancias en los casinos online

La ASF detectó que en 2018, 24 mil 859 beneficiarios recibieron pensión por el programa pensiones para adultos mayores y por otra instituciones públicas al mismo tiempo.

¿Quién es el beneficiario efectivo de una empresa y cómo identificarlo?

Nobe, la aplicación de contabilidad para emprendedores y freelancers