El Contribuyente
Síguenos
empty

Descubriendo las ventajas de un cambio de hipoteca

21 junio, 2022




Es posible mejorar las condiciones de un crédito hipotecario a través de una subrogación acreedora de la hipoteca, que consiste en el traspaso o cambio de la deuda a una nueva entidad financiera. El objetivo principal del cambio de hipoteca es renegociar las condiciones contractuales y, de esta manera, disfrutar de algunos beneficios y facilidades que no se tenían con el préstamo adquirido con la institución bancaria anterior.

¿Qué beneficios puedo obtener con el cambio de hipoteca?

Las motivaciones principales para realizar una sustitución de hipoteca se producen por las diferencias de condiciones para financiamientos entre instituciones bancarias. Los puntos principales suelen ser el tipo de interés, en donde los bancos con menores tasas se convierten en las opciones predilectas.

También se puede efectuar el cambio de hipoteca cuando se desean desvincular productos asociados al banco emisor del crédito, y en aquellos casos en los que se desee ajustar los plazos de amortización. Así pues, la sustitución de hipoteca permite generar más ahorros, al reducir las mensualidades de pago y mejorar las condiciones contractuales

Crédito hipotecario: pasos para realizar una sustitución

En muchos casos, el cliente deberá presentar una solicitud ante la entidad bancaria a la que desee traspasar su deuda, y luego recibirá una propuesta de contrato que detalla las nuevas condiciones del contrato.

La documentación que suele ser solicitada es un certificado de la deuda, en la que el cliente no debería presentar retrasos, para que la aprobación sea efectiva. También se recomienda que el crédito hipotecario sea de una antigüedad mínimo de dos años y que el origen del financiamiento sea por instrumentos financieros hipotecarios, es decir, adquisición de vivienda, remodelación o construcción.

¿Hay costos asociados al cambio de hipoteca?

Es importante considerar que un cambio de hipoteca suele generar algunos gastos, en muchos casos compartidos por el banco receptor y el cliente,  entre los que podemos nombrar:

  • Pagos asociados a la antigua hipoteca, que corren por cuenta del cliente.
  • Comisiones de subrogación.
  • Compensaciones por reembolso o amortización anticipada.
  • Gastos vinculados a la nueva hipoteca, como tasaciones, gastos notariales y de gestoría.

Informarse es la clave de una buena renegociación

Para la realización efectiva de este tipo de gestiones es importante considerar los detalles antes señalados y contar con asesorías especializadas en el tema para así poder disfrutar de las ventajas asociadas al cambio de hipoteca.

La negociación de las mejores condiciones, la reducción de gastos asociados a este tipo de trámites y la gestión eficiente de este tipo de procedimientos puede ser realizada con la mediación de una agencia de asesoría financiera que te guíe durante todo el proceso y se encargue obtener los mejores resultados.

La solicitud de un crédito hipotecario y de cualquier otro servicio financiero puede efectuarse de una forma rápida y efectiva si delegamos dicha tarea a profesionales del sector, quienes pueden proporcionar la asesoría necesaria sin que esto represente un gasto adicional para el cliente. Así pues, es importante tener en cuenta que el cambio de una hipoteca debe hacerse de forma responsable e informada.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

El SAT embarga cuentas de grupo Alsea

Mineras aseguran que no evaden impuestos, como acusa el SAT

Patrones reportan problemas por el uso de la “Ñ” en RFC e IMSS

¿Qué documentación laboral se debe conservar y durante cuánto tiempo?