El Contribuyente
Síguenos
empty

Situación actual de la discriminación salarial de la mujer en México


Tras una semana en la que se ha celebrado el Día de la Mujer en la mayoría de países del mundo, es importante pararse a analizar como se encuentra la situación actual de la discriminación salarial de la mujer respecto al hombre en América Latina en general y en México en particular.



10 marzo, 2022

Entrando en materia y a modo de resumen, actualmente México es el país de América Latina con mayor discriminación salarial respecto a la mujer, por delante de colombiana, chilenas y costarricentes. Esta discriminación se refleja no solamente en la precariedad en el trabajo, sino también en el número de horas (trabajar menos horas) y en el inferior salario que reciben.

De acuerdo a los estudios realizados por la prestigiosa firma de consultoría y asesoría PwC, si un hombre percibe como salario 100 pesos, una mujer percibirá aproximadamente 73 pesos por el mismo trabajo, por lo que tal y como puede observarse, todavía queda mucho trabajo por hacer en ese sentido en México y en muchos países de América Latina.

La triste realidad es que pese al esfuerzo que el Gobierno de México, realiza en materia de ayudas y formación para mujeres desempleadas, únicamente la mitad de las féminas logran acceder al mercado oficial de trabajo. Actualmente la tecnología e Internet, a través de páginas web como tramitesyayudas.com.mx son un gran aliado para cualquier mujer que se encuentre en proceso de búsqueda de un puesto de trabajo o precisan de una ayuda económica hasta que lo obtienen.

Si hablamos de sectores, las mujeres destacan en el sector servicios. Por el contrario, su punto más débil se encuentra en los siguientes sectores: construcción, minería, automotriz y aeronáutico. Como puede observarse, estos cuatro sectores son muy importantes en la actual coyuntura y modelo económico mexicano, lo que es una grave y nueva discriminación para las mujeres que deseen desempeñarse en este tipo de trabajos.

Otro aspecto que debe mejorarse sensiblemente para lograr una completa equiparación de las mujeres en el mercado laboral es el de reducir progresivamente el tiempo que ellas dedican a actividades no remuneradas.

En estos momentos las mujeres son las que, con diferencia, más se encargan de las tareas domésticas, del cuidado de familiares enfermos o con dificultades de movilidad, etc., sin olvidarnos que dejan de ser contratadas e incluso despedidas cuando quedan embarazadas, lo que supone un claro acto de discriminación.

Y claro, estas claras desventajas de las mujeres a lo largo de su vida laboral, se reproducen y continúan en el momento de la jubilación, accediendo a una menor remuneración, ya que, en base a los argumentos ya expuestos, habrán trabajado menos y por tanto cotizado en menor medida a la Seguridad Social.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Está en nuestras manos, de todos y todas, que estas diferencias del hombre y la mujer en materia laboral disminuyan progresivamente hasta desaparecer por completo de nuestra sociedad.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Cómo evitar estafas en la temporada de impuestos?

Claves para crear experiencias atractivas y efectivas en el comercio electrónico

Carta Porte y la función que cumple en el registro de tus mercancías

Publican aviso para detectar transacciones relacionadas con organizaciones terroristas