El Contribuyente
Síguenos
empty

Detectan problemática con facturas globales en pagos provisionales prellenados

Con los pagos provisionales prellenados, las personas morales pueden enfrentar problemas al emitir facturas globales.



El Contribuyente
8 marzo, 2022

A partir de 2022, con la implementación de los formatos de pagos provisionales de personas morales con información precargada, se están presentando diversos inconvenientes que, en varias ocasiones, llevan a duplicar ingresos en el cálculo del pago provisional.

“Facturas globales” en pagos provisionales prellenados

De acuerdo con un artículo publicado por Fiscalia, otra problemática que enfrentan los contribuyentes tiene que ver con la emisión de las “facturas globales”.

Las “facturas globales” son las que emiten los contribuyentes para amparar los ingresos de operaciones por las que el cliente no solicita factura. Es decir, son aquellas operaciones en las que el adquirente del bien o servicio no proporciona sus datos fiscales para facturar. Dichas operaciones son conocidas como “operaciones con el público en general”.

El artículo indica que es común que los clientes soliciten la factura por una operación que ya fue incluida en una factura global. En estos casos, se debe emitir una factura por dicha operación con los datos fiscales del cliente.

Para ilustrar lo anterior, Fiscalia expuso como ejemplo el caso de una operación de $1,000 de ventas a público general, por las cuales se emite una factura global de $1,000:

Posterior al cierre de mes un cliente solicita su factura por una operación de $200, que están incluidos en los $1,000 amparados en la factura global.

Existen dos maneras de abordar la petición del cliente: La primera, consiste en cancelar la factura global por $1,000, emitir otra factura global sin la operación nominativa por un total de $800 ($1,000 – $800)), y emitir la factura nominativa al cliente por $200. La segunda, emitir una nota de crédito por el valor de la operación nominativa ($200) y emitir la factura nominativa ($200) al cliente que la ha solicitado.

Con la primera mecánica no debería tener mayor efecto en el prellenado de los pagos provisionales, puesto que el documento de origen de $1,000 está cancelado y no se le dará efectos. Solamente a las nuevas facturas son consideradas para el pago provisional, una global por $800 y una nominativa por $200, manteniendo el total de ingresos de $1,000.

En la segunda mecánica, al mantenerse vigente la factura global de $1,000 y emitirse una nueva nominativa por $200, los ingresos se estarían distorsionando, al considerar el SAT un total de $1,200, puesto que la nota de crédito, al considerarse un comprobante de egreso, no se consideraría su disminución en el pago provisional, sino hasta la anual.

En este sentido, con la segunda aproximación, resultan ingresos gravables provisionales por $1,200, cuando en realidad deben ser por $1,000.

Fiscalia indicó que para algunas empresas será sencillo cancelar documentos y sustituir, pero otras requieren, por control interno, manejar la emisión de notas de crédito y no la cancelación de documentos. Además, señaló que al momento no existe pronunciamiento por parte de la autoridad en torno a este manejo.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

– Con información de Fiscalia.

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Cuáles son los requisitos para deducir facturas emitidas por extranjeros?

¿Cómo conservar sana tu situación fiscal?

El reporte al Buró de Crédito por el SAT es por el total aunque sólo se atrase una mensualidad

El ajuste mensual del subsidio al empleo se requiere para la deducción de salarios

Cuestionan fiscalistas legalidad de cesión de terreno a empresa de Samuel García