El Contribuyente
Síguenos
empty

Impuesto de la CDMX por uso de infraestructura no aplicará a pedidos telefónicos

La Asociación de Internet MX advirtió que con el impuesto a las plataformas de reparto se perjudica a comercios, restaurantes, consumidores y repartidores, no solo a las plataformas digitales. 



Congreso de la CDMX aprueba impuesto de 2% a plataformas de reparto
17 diciembre, 2021

El Congreso de la Ciudad de México (CDMX) aprobó recientemente el Código Fiscal 2022, que incluye el cobro de un impuesto del 2% a las plataformas de reparto de alimentos y paquetería.

A partir de enero próximo, el Gobierno de la Ciudad cobrará una cuota a las plataformas de reparto, personas físicas o morales que operen aplicaciones digitales de entrega de paquetería, alimentos, víveres o cualquier tipo de mercancía, por aprovechamiento, uso y explotación de la infraestructura. 

Sin embargo, algunos especialistas han considerado que el impuesto sobre ingresos que se impondrá a las plataformas en la CDMX, generará un trato desigual respecto a pedidos telefónicos. 

“Están imponiendo este aprovechamiento sólo cuando uses plataformas informáticas, pero si hablo a la cafetería de la esquina y me trae mi café un repartidor en bicicleta o motocicleta, es lo mismo que si lo pidiera en una aplicación”, dijo a Reforma Manuel Mac Farland, socio del área de litigio de BDP legal & Consulting. 

“Qué diferencia hay entre el teléfono y la aplicación en el desgaste de la vialidad pública de la CDMX; técnicamente es la misma, pero sólo se les impone a unos”, cuestionó.

El impuesto a plataformas de reparto perjudicará a usuarios y repartidores

En este sentido, la Asociación de Internet MX (AIMX) rechazó el nuevo impuesto del 2% a las aplicaciones de reparto por usar la calle. Esto, al considerar que reducirá las oportunidades económicas, perjudicará a usuarios, repartidores, inversiones y el crecimiento económico.

“En pleno esfuerzo para lograr la reactivación económica, el impuesto impactará de forma importante el entorno digital por medio de una carga adicional a un grupo de empresas y personas que ya pagan impuestos federales y locales”, expuso la organización.

“Inevitablemente perjudica a todo el entorno digital, desde comercios, restaurantes y consumidores, hasta en los repartidores, no solo a las propias empresas”, agregó el organismo. 

Las plataformas tendrán que informarle a la SAF 

Por otro lado, el cambio en el Código Fiscal establece que las plataformas de reparto tendrán que informar a la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) sobre el número de entregas mensuales que realicen y el pago de impuestos lo tendrán que hacer el día 15 de cada mes.

No obstante, para la AIMX, el nuevo impuesto será un freno al incremento en las ganancias de los repartidores, ya que afectará directamente su economía y la de sus familias.

“Durante la contingencia sanitaria pocas industrias cómo está impulsaron la inversión, ayudaron a mantener el ingreso de muchas familias, protegieron el funcionamiento de negocios y favorecieron que las personas permanecieron en casa. Con este impuesto se castiga a una de las industrias que han demostrado ser el motor económico del país en tiempos difíciles”, concluyó.

 


NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Cuáles son los requisitos para deducir facturas emitidas por extranjeros?

¿Cómo conservar sana tu situación fiscal?

El reporte al Buró de Crédito por el SAT es por el total aunque sólo se atrase una mensualidad

El ajuste mensual del subsidio al empleo se requiere para la deducción de salarios

Cuestionan fiscalistas legalidad de cesión de terreno a empresa de Samuel García