El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Por qué es tan importante tener un seguro para comercio en tu empresa de México?

Contratar un seguro para una empresa es algo que todo negocio debe hacer tarde o temprano.



17 diciembre, 2020

Al igual que se exigen pólizas de seguros para conducir y para ciertos aspectos de la vida cotidiana, una empesa tiene que contar con un seguro que establezca ciertas responsabilidades y protecciones esenciales, amén de otras complementarias fundamentales para garantizar la subistencia del negocio en caso de surgir problemas.

Ahí es donde entran en juego los seguros para comercios. Unas pólizas que se han vuelto especialmente relevantes en un año especialmente difícil para comercios no solo de México, sino de todo el mundo. 2020 ha quedado marcado para el recuerdo por culpa de una pandemia que, entre otras cosas, ha dejado más que claro por qué es importante tener un buen seguro para tu comercio.

La relevancia de los seguros para comercio de cara a los negocios

Sean mayores o menores, y del tipo que sean, todas las coberturas de un seguro para comercio siempre se van a preocupar por garantizar que este esté protegido frente a cualquier imprevisto. Su objetivo no es más que ese, de ahí que sea tan importante contar con uno, porque nunca sabes qué puede pasar y qué puede dañar a tu comercio. De hecho, solo hay que ver lo que ha pasado este 2020 para darse cuenta de que todo es impredecible.

Sin ir más lejos, a lo largo de todo el año, las cifras de contagios en México han superado ya la barrera del millón según datos oficiales. Los contagios siguen creciendo y eso es algo que impacta no solo a la sociedad en su conjunto, también a las empresas. Numerosos cierres, numerosos despidos y numerosas medidas tomadas in extremis para poder seguir adelante. Esas son las situaciones a las que se está enfrentando el tejido empresarial del país por culpa de la pandemia.

Eso mismo es por lo que un seguro para comercio es absolutamente imprescindible. Estos productos están diseñados para que el negocio tenga herramientas con las que subsistir o para que, al menos, sus responsables tengan un balón de oxígeno económico en el caso de caer en quiebra. En casos de robos, de averías, de problemas con el establecimiento o por cualquier otro motivo, se cuenta con una cobertura que compensa económicamente a los titulares. Y eso es algo que da mucha tranquilidad.

Tranquilidad que, por cierto, se antoja más que necesaria este año. La pandemia ha pegado con mucha fuerza en todo el mundo y, aunque la mayoría de empresas ya pueden extenderse a nivel internacional gracias a internet y las nuevas tecnologías, la situación se ha complicado para todas. Con un buen seguro para comercio, al menos se tiene esa seguridad. Si surgen problemas, la póliza ayuda a recibir la compensación adecuada para poder seguir adelante o, al menos, para no caer en la quiebra.

¿Y cómo se elige un buen seguro para comercio?

Lo primero que debe incluir un buen seguro para comercio es la cobertura de Responsabilidad Civil, ya que es lo esencial para no tener ningún problema con la ley. Lo bueno de estas pólizas es que, por lo general, suelen tener un rango de acción bastante amplio. De hecho, son muy útiles para las empresas emergentes, ya que con un mismo seguro de comercio puedes agrupar tanto el contrato del local del negocio, como todo el inmobiliario y toda la mercancía que pueda haber en él.

Eso es lo mínimo que se debe buscar con estos seguros, ya que es lo que garantiza protección en caso de robo o de que ocurra cualquier incidente. Suelen y deben cubrir toda clase de siniestros, por lo que conviene echar un vistazo a las coberturas y elegir aquellas que más se amolden al comercio en cuestión, tanto por el servicio prestado como por el sector al que pertenezca y a la zona en la que se encuentre el local.

Para elegir adecuadamente, es fundamental pensar en primer lugar qué se debe proteger en el negocio, cosa que debe extenderse tanto a lo material como al personal. No hay negocio sin equipo, eso no lo puedes olvidar. Por eso hay que contar con un seguro de responsabilidad civil que garantice también la cobertura de los trabajadores. Huelga decir que, además de eso, es importantísimo valorar cuáles son los límites de las coberturas de la póliza a contratar.

Proteger el establecimiento, proteger la mercancía, proteger al personal. De paso, también buscar algún tipo de protección en caso de impagos o de eventos como los que han tenido lugar en 2020. Cabe destacar que existen aseguradoras que ofrecen protecciones incluso en caso de impacto de meteorito en un establecimiento, y aunque parezca extraño, sondear esas coberturas extrañas puede ser interesante. Sin ir más lejos, una para casos de pandemia habría sido perfecta este año.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Ratifican crédito fiscal de 18 mil mdp contra Elektra

Esto es lo que podemos esperar de los bancos centrales los próximos meses

El SAT publicó un manual para el reparto de utilidades o PTU

¿Qué países tienen reparto de utilidades o PTU?

Consejos para ahorrar para estas vacaciones de verano