El Contribuyente
Síguenos
empty

Así funcionará la nueva justicia laboral en México

20 noviembre, 2020

El nuevo sistema de justicia laboral promete resolver los conflictos de los trabajadores y patrones como máximo en 8 meses.

El gobierno federal inició este miércoles la primera etapa del nuevo modelo laboral, el cual pretende reducir la resolución de los conflictos entre trabajadores y patrones de un promedio actual de cuatro años a un máximo de 8 meses.

Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) manifestó en una conferencia de prensa que “los tres pilares del sistema son una nueva justicia laboral, fortalecer la democracia sindical y garantizar la negociación colectiva”.

Con esta reforma la justicia laboral pasa a manos del poder judicial.  En lo federal a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en lo local a los Tribunales Superiores de Justicia.

Inicia la primer etapa de la reforma

La primer etapa de la reforma se aplica ya en ocho entidades del país: Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Tabasco, Zacatecas e Hidalgo.

Desde el 18 de noviembre están operando tanto a nivel local como federal. Aunque en Hidalgo sólo iniciarán labores a nivel federal.

Los juicios tramitados antes de este día seguirán resolviéndose ante la junta de conciliación y arbitraje competente.

También entró en operaciones el 18 de noviembre el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, con sede en sur de Ciudad de México. Su plantilla inicial es de 44 conciliadores y 74 plazas, correspondientes a personal sustantivo.

Aquí se hará el registro de los sindicatos, contratos colectivos y reglamentos internos de todo el país. También vigilarán que las elecciones sindicales se lleven a cabo de forma personal, libre, secreta y directa.

Nuevo sistema de conciliación laboral

Alcalde Luján ha dicho que con el nuevo modelo se privilegiará la conciliación entre las partes, con lo que se espera resolver la mayoría de las demandas en 45 días, sin llegar a juicio.

En el nuevo sistema los trabajadores o sindicatos que deseen presentar una demanda deberán intentar conciliar para llegar a un acuerdo antes de pensar en un juicio laboral, los cuales serán presentados ante los centros de conciliación locales y el CFCRL.

No excederá de 8 meses la nueva justicia laboral

Ahora los conflictos se resolverán, en primera instancia en los Centros de Conciliación y, en caso de no obtener solución por esta vía, se iniciará un juicio en un tribunal laboral.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) y sus oficinas estatales, los centros de conciliación locales y los tribunales federales y locales, son las nuevas autoridades que se encargarán de hacer posible la nueva justicia laboral en el país, con una apuesta importante en la conciliación. 

Este nuevo proceso resolutivo contempla dos etapas:

  1. Prejudicial
  2. Judicial.

Durante la etapa prejudicial se intentará resolver el conflicto mediante el diálogo. El plazo máximo para esto es de 45 días.

En caso de no obtener una solución a través del diálogo, se entregará una constancia de no conciliación, con la cual se podrá iniciar un juicio en un tribunal laboral. La duración máxima de estos juicios deberá ser 6 meses.

La solución de un conflicto entre un trabajador y su patrón no deberá excederá los 8 meses, considerando ambas etapas.

Se espera que al menos el 60% de los casos se concilien, evitando llegar a los tribunales laborales, saturándolos.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y nuestro canal de YouTube.



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación



¿Qué opinas?