El Contribuyente
Síguenos
empty

Retenciones de Impuestos de Airbnb: la Guía Fiscal Completa

Alquilar tu casa o habitación libre en un sitio para compartir viviendas como Airbnb, es una forma rápida de ganar dinero extra.



21 octubre, 2020

Pero, ¿sabes cuál es tu obligación fiscal como anfitrión? ¿Recibes todas sus deducciones fiscales? Tenemos respuestas a algunas de las preguntas sobre impuestos más frecuentes de los propietarios de alquileres a corto plazo como tú. Sin embargo, es probable que necesites un despacho contable para que tu negocio, no termine manejando tu vida. 

 

¿Tengo que pagar impuestos por mi alquiler de Airbnb?

El 1° de Junio del 2020 se dictaminaron cambios en la ley de impuesto sobre la renta y, a partir de ellos, se obliga a todos los contribuyentes que obtengan ingresos mediante Airbnb a tributar bajo el régimen de persona física con actividad empresarial.

 

Con respecto a los impuestos, la plataforma realizará la retención del ISR sobre el total de los ingresos percibidos sin considerar el IVA, mientras que la retención del IVA será del 50% del impuesto trasladado (8%).

 

Si alquilas tu casa, apartamento o habitación libre por más de 14 días al año, debes pagar impuestos airbnb sobre la renta. Eso incluye todo el dinero que recibes por el uso de tu propiedad y cualquier servicio o “extra” que agregues, como tarifas de limpieza o comidas.

 

¿Airbnb retiene impuestos por mí?

Airbnb solicita información del contribuyente como anfitrión. Si no le proporcionas tu información correcta, retendrán los impuestos sobre la renta de tus pagos. La cantidad que retienen está entre el 24% y el 28%, posiblemente más de lo que realmente debes.

Si Airbnb retuvo ingresos de tu pago, puedes reclamarlo como crédito en tu declaración de impuestos. Pero lo mejor que puedes hacer es completar correctamente la información del contribuyente del Formulario y declarar tus propios ingresos por alquiler en tu declaración de impuestos. Lo que recomendamos, es que busques asesoría sobre servicios contables.

 

¿Qué debo declarar como ingreso de mi alquiler?

La cantidad que debes declarar en tus impuestos es tu “ingreso bruto” de tus alquileres. Esto significa que todos los pagos que has recibido de tus invitados antes de que se hicieran reembolsos o se dedujeran las tarifas de servicio. Será una cantidad mayor de lo que Airbnb realmente te pagó. La diferencia se compensará con deducciones en tu declaración de impuestos.

 

Si alquilas tu espacio por menos de 14 días en total en un año, no necesitarás informar los ingresos por alquiler que has recibido. Esta excepción se conoce como la “excepción del maestro”. Ten en cuenta: cuando calificas para la excepción del Máster, tus gastos relacionados con el alquiler no son deducibles.

 

¿Puedo deducir gastos de mi alquiler de Airbnb?

Si debes informar tus ingresos por alquiler (es decir, has alquilado tu espacio por más de 14 días), hay ciertos gastos, o partes de tus gastos, que puedes deducir para reducir tu obligación tributaria. Éstos incluyen:

  • Tarifas de limpieza y mantenimiento, incluidos los suministros de lavandería y limpieza que compre
  • Seguro de propiedad y seguro hipotecario privado
  • Tarifas de servicio cobradas por Airbnb u otro sitio anfitrión
  • Servicios públicos (agua, gas, electricidad, TV, internet, etc.)
  • Reparaciones realizadas a la propiedad de alquiler, incluidos muebles y electrodomésticos
  • Intereses de préstamos hipotecarios
  • Publicidad

Los sitios anfitriones de alquileres vacacionales como Airbnb enviarán un formulario fiscal a los anfitriones que tengan más de 200 reservas. También enviarán un formulario si se retuvieron impuestos de tus pagos para que puedas reclamar tus retenciones en tu declaración.

 

Para tener en cuenta

Uno de los factores más importantes es diferenciar entre reparaciones y mejoras en el hogar. Como anfitrión de alquiler, debes deducir un porcentaje comercial de las reparaciones que necesitas realizar en tu propiedad. 

 

Entonces, ¿cuál es la diferencia? Las reparaciones incluyen cualquier cosa que permita que la propiedad siga siendo funcional, sin agregar valor. En el lenguaje cotidiano, esto significa: arreglar cosas rotas. Contratar a un plomero para que arregle el grifo que gotea o un personal de mantenimiento para reemplazar un cristal de ventana agrietado es una reparación.

 

Por otro lado, proyectos como agregar una nueva terraza o remodelar el estudio en un dormitorio de alquiler se consideran mejoras de propiedad. Las mejoras a la propiedad deben capitalizarse, lo que significa que se deducen en el transcurso de varios años, o se agregan a la base impositiva de tu propiedad. Sin embargo, no te preocupes, al usar el Formulario adecuado, podrás deducir la depreciación en tus declaraciones de impuestos en los próximos años.

 

Nuestra mayor recomendación: Decláralo 

Además de las retenciones de IVA e ISR, hay estados donde las plataformas ya retienen otros impuestos locales como el ISH el cual es variable de acuerdo al estado, estos impuestos se seguirán reteniendo y no afectan las nuevas retenciones.

 

Es importante que sepas que si eres anfitrión de Airbnb debes cumplir con tus obligaciones fiscales en todo momento, averigua, investiga, asesórate con expertos y evita un problema mayor en el futuro.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Llevar una contabilidad fiscal y otra financiera es ilegal?

Requisitos de deducibilidad de ingresos provenientes de cajas o fondos de ahorro

empresarios-ptu-reparto-utilidades-productividad

¿Cómo se calcula la PTU cuando el patrón persona física tiene distintas actividades?

¿Por qué una nómina informal puede ser más costosa que una formal?