El Contribuyente
Síguenos
empty

Los patrones no deberían aportar a pensiones de trabajadores: Salinas Pliego

14 octubre, 2020

Según el segundo hombre más rico de México, la responsabilidad debería recaer en los trabajadores, dejando de lado al patrón y al Estado.

Ricardo Salinas Pliego, fundador de Grupo Salinas, y uno de los empresarios estrella de la cuarta transformación, así como el segundo hombre más rico del país, publicó una entrada en su blog en la que comparte una controvertida e impopular opinión: que ni los patrones ni el Estado deberían aportar a las cuentas para el retiro de sus trabajadores, sino que ellos deberían hacer las aportaciones en su totalidad.

¿Las razones? El empresario argumenta que “el patrón no tiene incentivo alguno para garantizarle una pensión digna”. Si bien no elabora más en esta línea argumentativa, parece sugerir que el trabajador no debería estar supeditado a que su pensión sea alimentada por las aportaciones impuestas a un tercero, el empleador.

Esto está en consonancia con algo que escribe después: “Para el patrón, cualquier contribución a la pensión del trabajador es sólo un impuesto más. Es un gravamen extra a quienes creamos las fuentes de trabajo, con el mismo efecto disuasivo que los llamados ‘impuestos al pecado’”. Es decir, para Salinas Pliego, el cobro de aportaciones patronales es repelente para el empresariado, por lo que son de esperarse varias externalidades negativas, como la evasión de estos pagos, su disminución o incluso la pérdida de empleos formales, en tanto la economía informal puede llegar a ser más atractiva, por la ausencia de estas obligaciones.

De hecho, Salinas Pliego parece invocar la figura del altruismo voluntario y el interés personal, por encima de la legalidad, como el incentivo que llevaría al empresario a aportar a las pensiones de sus trabajadores.

“Los patrones con sensibilidad social pagarán con gusto una parte de este ahorro, al considerarlo una inversión en el mantenimiento de su mayor activo, que es el capital humano de la empresa”, dice el texto del empresario.

El empresario también se opone a que el Estado se haga cargo de las excepciones, pues incentivaría al gobierno a financiar sus proyectos prioritarios tomando dinero del dinero destinado a las pensiones, lo que pondría en peligro el futuro de los trabajadores.

El multimillonario mexicano piensa que, en cambio, los trabajadores deben ahorrar al menos el 20% de sus ingresos e invertir de tal forma que su capital crezca. Respecto al tipo de inversiones, el magnate sugiere privilegiar inversiones de largo plazo, como “activos inmobiliarios y acciones de empresas de calidad”, por sobre las inversiones en deuda gubernamental.

No todo el empresariado comulga con la propuesta del líder de Grupo Salinas. Por el contrario, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), organismo que representa a buena parte del sector empresarial mexicano, propuso incrementar de 6.5% a 15% las aportaciones patronales obligatorias a las pensiones entre 2021 y 2028. Es decir, la propuesta es que en un plazo de siete años incrementen paulatinamente las aportaciones, permitiendo que el sector privado se ajuste.

Otras organizaciones, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también se han pronunciado a favor de incrementar las aportaciones obligatorias.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.





Recibe GRATIS novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral


¿Qué opinas?