El Contribuyente
Síguenos
empty

También puedes pagar tus impuestos con obras de arte

Foto: Shutterstock
17 agosto, 2018

El pago de impuestos con obras de arte se considera un pago en especie.


Los artistas tienen fama de ser sujetos de cabellos revuelto y costumbres relajadas. Hasta parecería que no tienen que preocuparse por el SAT. ¿Cierto? Pues no, los artistas también pagan impuestos. De hecho, tienen la posibilidad de pagar sus obligaciones fiscales en especie, haciendo entrega al SAT de algunas de sus obras de arte.

Las obras serán aceptadas como pago sólo después de someterse a una revisión por un comité de expertos en la materia, quienes considerarán si son representativas del autor (que sean de las mismas dimensiones y materiales, por ejemplo) y que no se hayan hecho hace más de tres años. En caso de no ser aprobadas por el fisco, serán devueltas a su autor y se le dará la oportunidad de entregar otras obras en un plazo de tres meses. Si éstas son rechazadas nuevamente, el artista tendrá que pagar sus impuestos con dinero, como el resto de los mortales.

El pago en especie no sirve únicamente para cumplir con las obligaciones fiscales sino que también ayuda a que los artistas plásticos adquieran cierto renombre, ya que las obras entregadas serán expuestas en diferentes puntos de la República Mexicana. Las obras aceptadas formarán parte del acervo del Estado y serán sorteadas entre las distintas dependencias y museos federales, estatales y municipales.

En la CDMX, estas obras se encuentran en el Antiguo Palacio del Arzobispado, en el Museo Nacional de Arte, en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo y en el Museo Franz Mayer.

Existen dos maneras de cumplir con esta obligación fiscal:

  1. Acudiendo a las oficinas del SAT con las obras de arte.
  2. Realizar donaciones directamente a museos públicos o privados.

Las piezas pueden ser pinturas, esculturas o grabados. No se aceptan obras industriales, cinematográficas, de diseño industrial o arquitectónico. Desde el 18 de julio del 2017 también se aceptan  artesanías.

Si el artista optó por donar sus piezas directamente a algún museo, al hacer su declaración anual, tendrá que incluir un anexo en el que diga qué piezas donó y una carta de aceptación por parte del museo.

Sin embargo, las artesanías presentadas deben cumplir con estas características:

  1. Lo productos deben pertenecer, ya sea en su uso o producción, a una tradición o identidad cultural con valor nacional o regional.
  2. El material de elaboración debe ser en su mayor parte de origen natural y originario de la región que representan.
  3. Que tengan cierto grado de complejidad distinta a cualquier proceso mecánico e industrial.
  4. Deben ser similares en tamaño y técnica a lo que se ha producido durante los últimos tres años.

Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y nuestro canal de YouTube.


Expresa tu opinión



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación