El SAT está rechazando devoluciones por errores propios

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn

Algunos contribuyentes están presentando su declaración con todo en orden y aún así el SAT no les autoriza la devolución.


El SAT anunció con bombo y platillo la introducción de una declaración anual para personas físicas “facilita” debido a la introducción de una versión prellenada supuestamente más potente y exacta. La idea es que, como ahora el SAT cuenta con mucha más información de tu actividad económica durante el ejercicio, casi casi sólo tienes que aprobar la versión que te enviaron y esperar pacientemente tu devolución, de haberla. El problema, por supuesto, es que no es así.

El día de ayer, haciendo nuevamente gala de su tradicional optimismo, el SAT publicó un comunicado en el que informa que más del 88 por ciento de las declaraciones presentadas tiene un saldo a favor y que hasta ese momento se habían autorizado casi 4 mil millones de pesos en devoluciones.

El problema es que hay por lo menos tres factores que están entorpeciendo las devoluciones (dos de los cuales son culpa del SAT). El primero es que las versiones prellenadas que da el SAT frecuentemente tienen omisiones importantes, pasan por alto gastos perfectamente deducibles, o los registran bajo conceptos equivocados, con lo que, por ende, la devolución puede llegar a ser considerablemente menor. De hecho la Prodecon identificó algunas omisiones frecuentes. Sin embargo, hay que admitir que el SAT ya está tomando cartas en el asunto para corregir estos errores.

El segundo error es que, aunque el SAT mismo admita que hay un saldo a favor, a muchos contribuyentes no les está autorizando la devolución. Los motivos de esto pueden ser variados. Algunos contribuyentes reportan que el SAT no ha hecho la autorización porque su domicilio fiscal no es localizable, lo cual en principio es perfectamente comprensible si consideramos que este es un requisito para acceder a la devolución. Sin embargo, muchos alegan que ya habían cumplido con la actualización de su domicilio. Parece que el SAT está cometiendo errores al cotejar que los contribuyentes hayan cumplido con los requisitos fiscales.

El tercer error no va a cuenta del SAT, y es que los contribuyentes están cometiendo errores al llenar su declaración, como incluir gastos no deducibles, inscribirlos bajo conceptos equivocados o sobrepasar los montos máximos por concepto.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes), El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y nuestro canal de YouTube.

 

Te recomendamos:

¿Qué es la simetría fiscal?

Según el principio de la simetría fiscal, debería haber un equilibrio entre los ingresos y los gastos, pero la autoridad no siempre