El Contribuyente
Síguenos
empty

5 estrategias para vencer tu miedo a emprender

Sacúdete los temores con la ayuda de un experto. 




Foto: Shutterstock
4 diciembre, 2017

Jaime Ferrer, socio fundador de la empresa de fotomultas y movilidad, Autotraffic, compartió con El Contribuyente que la cualidad diferenciadora entre ser el mesero de una cafetería y ser el dueño es “el atrevimiento”; sin embargo, está de acuerdo con que se dice más fácil de lo que se hace.

Existen problemáticas y limitantes antes de poner en marcha una idea de negocio, pero no son insuperables. Te compartimos los consejos de alguien que ya ha pasado por donde tú estás a punto de cruzar, para que te armes de valor:

  1. Abraza la derrota

Nueve de cada diez mexicanos percibe el temor al fracaso como el mayor freno para saltar al emprendimiento. A pesar de que “tenemos un gran talento, no nos la creemos y ése es un paradigma que debemos romper”, señala Ferrer, quien advierte una tendencia cultural generada, en parte, por falta de motivación y de referencias nacionales como lo es Silicon Valley en Estados Unidos.

“Los grandes creadores fracasan muchas veces antes de triunfar y para eso hacen falta sociedades tolerantes con el fracaso”, apuntó Andrés Oppenheimer, en su libro Crear o Morir. Se trata de un riesgo constante, viene incluido en cada toma de decisiones. México es de los países con mayor potencial de emprendimiento, pero “el que no arriesga, no gana”.

  1. Ataca la incertidumbre

Jaime, emprendedor Endeavor, ha identificado dos elementos que aumentan las probabilidades de éxito. Por un lado, el financiamiento, mismo que, al no ser suficiente, es la principal causa de quiebra de  las organizaciones. Buscar convocatorias, pedir préstamos a amigos y familiares (tal como él y su socio Alfonso Vélez hicieron), o conservar tu empleo actual mientras emprendes, son alternativas para cubrir los gastos iniciales.

Por otra parte, la preparación académica es un factor a favor de quienes comienzan una compañía, puesto que facilita la toma de decisiones informadas; aunque lo anterior no quiere decir, aclara el especialista, “que una persona sin una gran preparación educativa no pueda ser un gran emprendedor”.

  1. Acepta las “injusticias” de la vida

De la mano del punto anterior: no todos tenemos las mismas oportunidades, hemos nacido en la cuna de una familia acaudalada ni desarrollamos las mismas habilidades y, aunque pueda parecer lógico que cada quien deba intentarlo con sus propios medios, muchas personas renuncian a lo que desean porque sienten que la vida no les ha favorecido lo suficiente.

Por supuesto que no será sencillo, quizá necesites trabajar más tiempo y aprender más rápido, puede que una tarea de tres meses te tome un año, no menos… como cinco (diría el presidente Peña); pero, piensa en todo lo lograrás si te mantienes enfocado. Recuerda que “todos tenemos derecho a correr esta carrera”, tal como afirma Ferrer.

  1. Construye un matrimonio

En la experiencia de Autotraffic, “tener un socio es fundamental. Yo lo defino a veces como tener un matrimonio de carácter societario porque implica una gran conjunción. Yo tuve la fortuna de tener a mi amigo y socio, Alfonso, en este camino. Él sabe muy bien lo que tiene que hacer y cómo apoyarme en lo que tengo que hacer, y viceversa”.

Asociarte con personas comprometidas con el proyecto, tanto como tú lo estás, es una de las mejores formas de mantenerte firme ante las dificultades. Tu equipo debe estar integrado por los mejores y, de acuerdo con el experto, debes estar consciente de la importancia de retenerlo y proporcionarle recursos para cubrir sus necesidades.

  1. Gira sin darle tantas vueltas

Planificar y prever las amenazas y dificultades que se avecinan es un paso que no te puedes saltar si quieres que las cosas funcionen, pero si las cosas pintan mal o te equivocas (y seguro que lo harás en algún momento), ya podrás cambiar de dirección y rectificar el camino en la primera oportunidad, no te encasilles en los problemas.

Cita Ferrer un poema de Rudyard Kipling: “Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, | cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir, | cuando tengas poco haber pero mucho que pagar, | y precises sonreír aun teniendo que llorar, | cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir, | descansar acaso debes pero nunca desistir”.

Lánzate, atrévete y enfrenta tus miedos porque “el emprendedor exitoso es aquel que los pudo vencer, aquél que, sin importar cuántas adversidades surgieran, tenía firme su convicción de lograr el emprendimiento”, concluye el entrevistado.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Suscríbete a nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Así te puedes preparar ante la fiscalización del SAT

Contribuyentes prefieren pagar impuestos en línea

¿Los CFDI con complemento Carta Porte con errores son deducibles?

Conoce los nuevos criterios aprobados por la Prodecon en febrero de 2024