El Contribuyente
Síguenos
empty

Inflación se “come” los aumentos de los los salarios de sindicalizados

El Contribuyente
18 abril, 2022



Desde abril de 2021, los salarios de los trabajadores afiliados a diversas centrales sindicales han presentado pérdidas.

En diciembre pasado la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) anunció un incremento de 22% al salario mínimo en todo el país.

De acuerdo con la Conasami, esto beneficiaría directamente a 6.3 millones de trabajadores, un 30.5% de los registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, desde abril de 2021, los salarios de los trabajadores afiliados a diversas centrales sindicales han presentado pérdidas en términos reales pese a los incrementos negociados, según datos de la Conasami y de la Secretaría del Trabajo.

De acuerdo con Reforma, en enero y febrero pasados, los salarios negociados cayeron en promedio 1.40 y 0.31 por ciento real y en marzo hubo una recuperación de 0.57 por ciento.

Además, quienes han tenido menos pérdidas son los trabajadores afiliados a sindicatos de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), pues aunque en marzo su salario subió 6.48 por ciento real, se quedó por debajo de la inflación, según informa el medio.

Asimismo, los afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) registraron una pérdida de 0.15 por ciento real.

Mientras que, los afiliados a sindicatos independientes del Congreso del Trabajo como el Sindicato Mexicano de Electricistas, afiliados al IMSS, la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores perdieron 0.22% en el mismo mes.

Durante los primeros tres meses del año, 356 mil 21 trabajadores han estado involucrados en revisiones salariales, de acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el incremento en los costos de producción asociado con el aumento en el salario mínimo -principalmente en el sector de servicios-, podría ampliar los efectos de la oferta restringida sobre la inflación.

Por otra parte, el Instituto informó que, si la inflación actual altera las expectativas de la inflación futura, se puede dar un aumento mayor y sostenido en el nivel de precios riesgoso para la economía, que afectaría sobre todo a las personas de bajos ingresos.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

El SAT embarga cuentas de grupo Alsea

Así rastreó Hacienda de España la evasión fiscal de Shakira

No es claro si las pensiones deberían calcularse con la UMA o el salario mínimo

Conoce los beneficios fiscales del ahorro voluntario para el retiro

Domicilio fiscal en recibo de nómina es innecesario, señalan expertos