El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Las grandes empresas evaden impuestos sistemáticamente en México?

24 junio, 2021

La publicación de la tasa efectiva de impuesto generó gran indignación, pues sugiere la generalización de prácticas de evasión ilegales entre los grandes contribuyentes.

Recientemente, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicó un documento en el que exponen las tasas efectivas de impuesto sobre la renta (ISR) que pagaron los grandes contribuyentes durante los cuatro últimos años, de 2016 a 2019.

De acuerdo al mismo, estos pagadores de impuestos contribuyeron con tasas que van del 8.97%, en el caso de la minería de cobre y níquel en 2018, al 1% que las ensambladoras de automóviles pagaron en 2016 y 2017.

Esto suscitó un debate público, pues la tasa impositiva contenida en la ley, que es del 30%,  es considerablemente mayor a la que ellos pagan. Para echar sal a la herida, hay que decir que, como sugiere el nombre, entre estos se encuentran las empresas más grandes del país.

En entrevista con El Contribuyente, el especialista fiscal Elio Zurita Morales, quien es integrante del Colegio de Contadores Públicos de México, señaló que este debate descansa sobre una confusión de conceptos, pues se trata de tasas impositivas distintas.

En un comunicado de prensa publicado el 13 de junio, el SAT señala que las tasas efectivas de ISR están diseñadas para evaluar el riesgo que presentan los contribuyentes según su sector económico. De esta forma los contribuyentes podrán comparar la tasa efectiva que ellos pagan y contrastarla con la de su sector.

Como resultado de este contraste se obtiene lo que la autoridad fiscal llama riesgo impositivo, consistente en la probabilidad que tiene el contribuyente de estar incumpliendo sus obligaciones fiscales, mayor entre los que se ubican por debajo del promedio de su sector, y menor entre los que están por arriba.

Más importante aún es la breve nota metodológica que incluye la autoridad: la  denominada tasa efectiva de impuesto resulta de dividir el ISR causado entre los ingresos acumulables.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué es la utilidad fiscal y cómo se calcula?

En este sentido, de lo expuesto en el documento publicado por el SAT no se sigue necesariamente que las grandes empresas estén evadiendo impuestos a gran escala, como parecería sugerir.

“Lo que pasa es que están pagando ingresos contra impuesto cuando en México lo que se hace es que se paga con base en la utilidad”, explica el especialista fiscal.

La ley mexicana establece que el ISR a pagar se calcula aplicando la tasa correspondiente sobre el resultado fiscal. Éste se obtiene restado deducciones, pagos de nómina y pérdidas fiscales a los ingresos acumulables.

Así, es posible que los grandes contribuyentes, luego de restar los conceptos autorizados por la ley a sus ingresos acumulables, disminuyan el impuesto a pagar hasta el punto reflejado en las tasas enlistadas por el SAT. Lo anterior sin que necesariamente las bajas tasas impositivas sean resultado de algún tipo de práctica ilegal.

Otra cosa, dice el especialista, sería que dadas las necesidades de gasto del Estado mexicano, se evalúe que las deducciones autorizadas para estos contribuyentes son excesivas, en cuyo caso debería empezar por cambiarse el marco legal que las sustenta.

Esto último podría estar cerca de ser realidad, pues en septiembre se presentará al poder legislativo la propuesta de una reforma fiscal que entraría en vigor el próximo año.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.


Expresa tu opinión



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación