El Contribuyente
Síguenos
empty

4 modelos de negocio para poner tu tienda virtual

7 octubre, 2020

¿Lo que deseas es ser tu propio jefe, e impulsar un negocio? Una tienda virtual puede ser una excelente opción.

El proceso de digitalización, sumado a las plataformas de e-commerce, ha tenido gran auge. El segundo reporte sobre el Impacto del Covid-19 en Venta Online en México, realizado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), reveló que, con la pandemia, cinco de cada 10 consumidores decidieron realizar compras online para evitar salir de sus casas.

Entre los consumidores online estas son las categorías de bienes que más compran, 40% de ellos adquieren comida a domicilio, 30% moda, 28% supermercado, 26% productos para el hogar y 24% electrónicos.

Esto indica que una tienda en línea con oferta de productos de conveniencia y comerciales podría representar una buena alternativa para expandir exitosamente tu negocio. Y como en todos los negocios que pretenden lograr afianzarse en el mercado, la definición del modelo de negocio correcto para una tienda en línea es fundamental. En esta ocasión vamos a mencionar cuatro tipos que podrían funcionarte.

1.- Modelo B2B 

“Business to Business” (negocio a negocio). De acuerdo con Business News Daily las empresas que operan bajo el modelo B2B ofrecen servicios o bienes industriales (materias primas, maquinaria, equipos, software) a otras que necesitan para operar, crecer y beneficiarse.

En este modelo de negocio las transacciones de bienes o la prestación de servicios se producen entre dos organizaciones; por tanto, se relaciona principalmente con el comercio mayorista, aunque también puede referirse a prestación de servicios y generación de contenidos.

Vender a empresas grandes, bajo este modelo, puede ser algo complicado cuando en ellas la toma de decisiones involucra a una multitud de ejecutivos dispersos por el mundo. En consecuencia, buscar negociar con empresas más pequeñas resulta más accesible, ya que están formadas por menos personas o incluso una sola; obviamente, la toma de decisiones es más ágil.

Brandz reporta que las 20 empresas más destacadas en 2019, actuando con base en B2B son del sector informático, telecomunicaciones, logística, energía y bancos (Microsoft, IBM, SAP, UPS, Wells Fargo Bank, Accenture, Intel, Cisco, Adobe, Sales Force, Huawei, GE, Oracle, HSBC, Shell, FedEx, JP Morgan, Citi, ExxonMobil y Dell).

 

2.- Modelo B2C

 “Business to Consumer” (de negocio a consumidor)  en este modelo de negocio las empresas ofrecen productos y servicios directamente a los consumidores sin que exista un intermediario. De acuerdo con Business News Daily  el factor principal de los mercados B2C es el comportamiento del consumidor, crear un tráfico de ese público y  lograr la fidelización de los consumidores. 

Al implementar un modelo B2C es fundamental mejorar las plataformas online de la marca para agilizar y mejorar la experiencia de compra aunado a los tiempos de entrega y asesoramiento en la compra.

Ejemplo de este modelo es Jüsto, un supermercado totalmente online que funciona sin tiendas físicas, opera con bodegas pequeñas que se ubican cerca de las localidades de los usuarios finales, espacios donde guardan su propio inventario y de ahí salen las órdenes que el cliente pide.

Sus servicios están basados en mejorar la experiencia de compra del cliente a través de la confianza, la comodidad al consumidor por un precio justo y un mejor pago al proveedor. En una breve entrevista para Negocios Inteligentes, Antonio Annese, director de márketing (CMO) de Jüsto comentó: “Básicamente lo que hace el modelo es ubicar cerca de los clientes productos frescos en el tiempo que tú los pidas. Además, hay varias ventajas en el modelo, ya que los costos son más bajos, la tienda está diseñada para que lo más vendido esté adelante y lo que menos se vende esté atrás”.  

3.- Modelo C2C

Consumer to Consumer (de consumidor a consumidor). Clarity ventures, empresa especializada en la expansión de negocios, explica que el formato de comercio electrónico está basado en un consumidor que vende bienes o servicios a otro consumidor en línea. En este modelo se establece una relación comercial donde tanto vendedores como compradores son consumidores en lugar de empresas. La transacción normalmente es facilitada por un sitio de terceros que posibilita la acción, el cual cobra una pequeña parte o comisión. 

El propósito de este modelo es permitir que los consumidores compren y vendan directamente con sus similares;  aquí se evita un intermediario o pagar una cantidad mayor de dinero en establecer y mantener una tienda en línea propia. Lo que le permite al vendedor quedarse con una mayor parte de sus ganancias y al comprador adquirir los bienes a un precio competitivo, sobre todo cuando hay más usuarios ofreciendo los mismos productos, compitiendo entre sí, eBay es un ejemplo sobresaliente. Como el sitio de subastas y comercio, esta página gana dinero al cobrar una tarifa fija o una comisión por cada venta (comisión o tarifa de transacción que paga el oferente). El comprador paga a través de un sistema en línea y después el vendedor le envía el artículo por mensajería.

Amazon también permite a los consumidores vender a otros consumidores. Aquí los compradores pagan con PayPal o tarjeta bancaria y los vendedores reciben el reembolso mediante depósitos en cuentas bancarias o PayPal. Amazon cobra un porcentaje para facilitar la venta, aunque más alto que en los otros mercados. Los sitios de comercio electrónico de C2C tienen mucha competencia, pero también un margen más alto debido a que no incorpora costos en trato con minoristas, tampoco requiere de gastos de marketing para promocionar sus productos.

 4.- Modelo C2B

 “Consumer to Business” (del consumidor al negocio). Según el sitio economiasimple.net en el modelo C2B se basa en que los consumidores venden bienes o servicios a empresas y ésta a la vez se ocupa de comerciarlos a otros usuarios. En este modelo el cliente es quien fija las condiciones. Un consumidor online puede ofertar desde un precio para un boleto de avión con un destino determinado hasta lo que está dispuesto a pagar por una noche de hotel en una ciudad específica.

Un ejemplo de C2B se da, cuando los clientes crean valor a las empresas, por ejemplo, cuando un influencer valora su experiencia de compra o recomienda un enlace a la venta de un producto y recibe un pago de parte de la marca por compartirlo. 

De acuerdo  con la plataforma de personalización para eCommerce BrainSINS algunas de las características más sobresalientes del modelo C2B es que hay una mayor interacción por parte del consumidor, incrementa la bidireccionalidad y reciprocidad entre la empresa y el cliente. 

Te puede interesar:

6 modelos de negocio digitales que puedes implementar en tu empresa.

         5 lecciones que puedes aprender del éxito de McDonald’s para tu negocio. 



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación

center>


¿Qué opinas?