El Contribuyente
Síguenos
empty

Cómo crear un mundo mejor sin gastar un solo peso

Viridiana Pérez Frías, coach de vida, nos ofrece algunos sencillos consejos para ayudar a otros y contribuir a preservar el medio ambiente.




Foto: Shutterstock
17 diciembre, 2017

Hay dos cosas que me encantan en la vida: lo que es gratis y ayudar a los demás. Por ello, he creado una lista de pequeñas acciones que podemos llevar a cabo para mejorar el mundo sin invertir ni un solo centavo.

1 Donar sangre: Revisa si cumples con los requisitos para donar sangre. Si vas a un hospital a donar, estarías salvando una vida. Aunque no es precisamente agradable que te  saquen sangre, te aliviará pensar que si un día tu persona favorita o tú lo necesitan, tendrás un muy buen karma por haber donado antes.

2 Sólo di “sin popote por favor”: En la mayoría de los restaurantes te dan el popote por separado. Siempre devuélvelo, a menos que éste sea biodegradable.

3 Lleva tu termo o taza al Starbucks o al café de tu preferencia. No, honestamente no siempre cargo con mi termo pero cuando trabajaba en oficinas y ya sabía que me iba a comprar un café, yo llevaba mi termo listo. Por lo general te descuentan un peso por llevar tu termo o te lo llenan aunque pidas el más chico, así que aquí no solamente no gastas de más, si no que ahorras.

4 Adopta un perro. En México hay una gran cantidad de perros callejeros pero afortunadamente también hay programas de vacunación y de esterilización gratis. Antes de comprar busca la opción de adoptar: los perros son nobles y agradecidos, no te vas a arrepentir. Además, son unos guerreros: nada de enfermarse por el frío o llenarse de pánico con los cohetes; los callejeros son lo mejor.

5 Junta las tapas de plástico. Esta campaña me encanta porque no solamente ayudas al medio ambiente, también apoyas a los niños que necesitan un tratamiento contra el cáncer. Sólo tienes que juntar las tapas y llevarlas a un centro de acopio. Pueden ser cualquier tapa de plástico, como las de leche, medicinas o cremas.

6 Carga con un termo de agua. Siempre que sé que me desplazaré a distintos sitios cargo con un termo de agua porque si no terminaré comprando una botella. Esto me hace sentir inteligente (porque me estoy ahorrando unos 10 pesitos) y ecologista, porque no consumí una botella de PET más.

El Contribuyente es un medio plural que admite puntos de vista diversos. En tal sentido, la opinión expresada en esta columna es responsabilidad sólo del autor.

Visita nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Prodecon logra que el SAT deje sin efectos una visita porque caducaron sus facultades de comprobación

¿Realizas actividades vulnerables? El SAT está realizando visitas de verificación

¿Por qué es importante la capacitación constante del gremio contable?

El impacto de la mujer en la economía mexicana

Consejos prácticos para iniciar un negocio