El Contribuyente
Síguenos

¿Quieres que tu empresa se mantenga sana? Paga tus impuestos

15 abril, 2019

Nuestro columnista, Héctor Ortega de la Torre, explica por qué pagar impuestos no sólo es una obligación, también podría ser vital para la buena salud de tu empresa.

¿Quieres que tu empresa se mantenga sana? Paga tus impuestos
5 (100%) 1 vote

De un tiempo para acá, se habla mucho de la sustentabilidad. Para comprender su verdadero significado,  habría que ver hacia qué área enfocamos el término, pues podemos estar hablando la sustentabilidad del medio ambiente,  social, económica, de las empresas, etc.

En términos generales la sustentabilidad es el concepto que brinda un marco de buenos resultados y larga permanencia de recursos naturales, humanos o materiales en un ámbito determinado.

Para que haya sustentabilidad es necesario que las personas actúen dentro de su entorno en la satisfacción de sus necesidades, mediante la utilización de los recursos naturales a su alcance, sin agotar ni dejar a un lado la preservación de los mismos para el uso de futuras generaciones.

En lo que refiere a la sustentabilidad de las empresas, podemos resumir que ésta recae esencialmente en el establecimiento de políticas, sistemas de administración de recursos naturales y humanos, estrategias de negocios y un control interno óptimo de sus procedimientos y las operaciones que lleva a cabo. A esto le podemos denominar como responsabilidad social corporativa.

La responsabilidad social corporativa, en la que participa activamente el consejo directivo, consiste en la asignación de funciones claras a todas las áreas de la administración, producción,  comercialización y operación con el objetivo de alcanzar el fin primordial de su creación. Se trata de satisfacer las necesidades de la organización y sus accionistas, mientras simultáneamente se guarde respeto a su entorno natural en cuanto al consumo, producción y deshechos de recursos naturales generados. Esto último mediante la implementación de sistemas de producción modernos y eficientes que en lo posible sustituyan los recursos naturales no renovables por otros de reciclados, por ejemplo. También puede hacerse protegiendo a los recursos humanos, creando bienestar para sus empleados al proporcionarles un mejor ambiente de trabajo y, por ende, mejorar su calidad de vida.

En este mismo tenor podemos decir que es primordial para que las empresas puedan preservarse por largo tiempo, y por ende que reporten beneficios para futuras generaciones, el cabal cumplimiento de las obligaciones fiscales, que representa a la vez una responsabilidad y obligación de las empresas, el contribuir al sostenimiento de los gastos generados por los servicios que proporciona a la comunidad y a ellas mismas el gobierno de su entorno.

Un principio fundamental de las empresas debiera ser  el cumplimiento cabal de sus obligaciones fiscales. En la mayoría de los casos, la mala práctica de cubrir en forma incorrecta u omitir el pago de las contribuciones induce a que, en aras de su encubrimiento, se da inicio a una deficiente administración de los recursos económicos. Al intentar encubrir operaciones falsas, las empresas suelen perder el control del resultado de las operaciones y finalmente el control de la empresa misma. Máxime que cuando son descubiertas por las autoridades irregularidades en el incumplimiento de obligaciones fiscales, lo que genera grandes contratiempos, multas, actualizaciones, y recargos que en ocasiones desequilibran tanto las finanzas de las empresas que las pueden llevar hasta a su desaparición.

En conclusión, la sustentabilidad de las empresas depende de la eficiente administración de todos sus recursos, principalmente los naturales a los que tiene acceso, y los humanos que participan en su operación. Para su preservación a lo largo de futuras generaciones,  son primordiales las sanas prácticas de negocios de sus accionistas o propietarios, así como la eficiente gestión de los gobiernos corporativos.

De no cumplir las empresas con los señalamientos anteriores su permanencia se verá reducida a periodos de tiempo limitados por el riesgo que representa el mal manejo de la política social, corporativa, administrativa, comercial, operativa y en gran medida fiscal.



El Contribuyente es un medio plural que admite puntos de vista diversos. En tal sentido, la opinión expresada en esta columna es responsabilidad sólo del autor.

Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes).


¿Quieres que tu empresa se mantenga sana? Paga tus impuestos
5 (100%) 1 vote


Recibe GRATIS novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral
15 abril, 2019


¿Qué opinas?
Te puede interesar

Incrementar penas por facturar operaciones inexistentes es insuficiente

No es necesario que el patrón esté presente en la reinstalación laboral

💵 Puedes presentar tu declaración anual de personas físicas hasta el 31 de julio y tener devolución

La eliminación de la carga probatoria para el trabajador está condicionada a que acredite sus pretensiones