Se aproxima una relación tensa entre AMLO y Trump. Te decimos por qué

Las elecciones intermedias perfilan un Congreso dividido en Estados Unidos y, mientras Trump batalla por una posible reelección, la relación bilateral con el nuevo gobierno de México podría sufrir estragos.


Con la elección de este martes, Estados Unidos no sólo define representantes legislativos, sino el panorama que le espera a Donald Trump en su intento de reelección, reportó mexico.com.

El resultado de la jornada electoral podría dejar una Casa de Representantes en manos del partido de oposición, el Demócrata, y al Senado con una mayoría republicana, una división que no deja el camino liso para el anunciado intento electoral de Trump.

¿Por qué debe importar a los mexicanos?

El investigador Carlos Heredia, experto en asuntos México-Estados Unidos, explica que entre ambos países se acerca una etapa de turbulencia, ya que habrá cambios en el país vecino y una transición de poder en México, con el inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre.

El doctor en Economía resume en tres aspectos la relevancia de la elección norteamericana para nuestro país:

  1.  Porque los vínculos económicos que tenemos en México con Estados Unidos son las más importantes. Es y será nuestro principal socio comercial
  2.  El fenómeno Trump ha suscitado la pregunta de si estamos ante hechos coyunturales en la orientación política, en los valores que inspiran al gobierno estadounidense. Aún no sabemos si se trata de un fenómeno pasajero, o somos testigos de un giro más profundo y de mayor largo aliento, como el Brexit en Reino Unido y el triunfo de los gobiernos conservadores antiinmigrantes en Italia, Hungría, Austria, Polonia
  3.  En México vivimos una coyuntura política peculiar con la transición en el gobierno. Es un momento particularmente delicado, en el cual el Estado mexicano tiene una vulnerabilidad mayor

¿Qué puede hacer México ante el escenario político en Estados Unidos?

El investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas explica que hay que hacer lo que el gobierno de Enrique Peña Nieto no hizo, una politica proactiva y que no solo responda a las decisiones del gobierno de Trump.

“De lo que se trata en política exterior, de lo que se trata en la diplomacia es que tú tienes que definir y poner sobre la mesa tu propia agenda. Que no puede ser simplemente responder a la del otro. Tú tienes que decir, para mí es prioritario defender los intereses de los trabajadores migratorios en Estados Unidos, como lo ha dicho López Obrador”, comentó a mexico.com.

¿Qué ha faltado en la negociaciones con Estados Unidos?

México ha dejado fuera de la la mesa de negociación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá los derechos de los trabajadores migratorios en Estados Unidos.

“En enero de 2017, el presidente Peña Nieto aseguró que eso sería parte de la renegociación con Estados Unidos. No lo fue. Ni siquiera se puso sobre la mesa. Eso es un ejemplo de que no hicimos que lo elemental: poner los intereses de los mexicanos para ser incluidos en este proceso de renegociación. Si México exporta mano de obra, parecería importante que esté presente en las conversaciones del TLCAN ese punto”, dijo Heredia.

Otro error de México ha sido emplear como supuesta ventaja competitiva los bajos salarios en el sector manufacturero, algo que Estados Unidos y Canadá pusieron en la mesa de negociación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá.

En las negociaciones, Estados Unidos y Canadá fijaron que el salario manufacturero sea en promedio de 16 dólares o mayor, cuando en México apenas y alcanza los 5 o 6 dólares en su nivel más alto.

“México ha adoptado como supuesto valor de competitividad los bajos salarios. El desafío que tenemos es dejar de lado esa estrategia que ya ni siquiera era del siglo XX, era una estrategia de hace dos siglos”, comenta el socio fundador delConsejo Mexicano de Asuntos Internacionales.

Advierte que los países ahora compiten por innovación tecnológica, una economía del conocimiento, encadenamiento de las cadenas de valor y no apuestan su futuro en decir que tienen muy bajos salarios.

“Con esa premisa, Haití sería el país más competitivo del mundo”, señala.

Apostar a los mexicanos en el extranjero

En las relaciones México- Estados Unidos debe apostarse por impulsar la agenda de los mexicanos en territorio estadounidense, aprovechar que hay una lengua común, religión común y una cultura similar.

México no ha logrado conocer bien a los mexicanos o hijos de mexicanos nacidos en Estados Unidos ni afianzar una alianza político diplomática con ellos.

La verdadera agenda pendiente es contribuir al fortalecimiento de las comunidades mexicanas en Estados Unidos, dijo retomando palabras del exembajador de México en EU, Arturo Sarukhán.

“Eso es lo que verdaderamente podría resultar en una mayor capacidad de negociación de México adentro de Estados Unidos, como lo hacen las diásporas israelita, italiana, irlandesa, salvadoreña, quizá con mayor éxito que nosotros”, dijo Heredia.

La relación con el próximo gobierno

El integrante del Consejo Asesor del Instituto México en el Centro Woodrow Wilson, Washington, D.C., advierte que el reto del gobierno de AMLO será acceder o no a las demandas de Donald Trump.

“La supuesta luna de miel que existió entre Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump. Y digo supuesta porque en realidad nunca existió, va a dar paso a una relación muy difícil, muy compleja, el propio Trump ha dicho expresamente que para él, la prioridad es que México detenga a los migrantes centroamericanos, que le haga el trabajo sucio”, comenta.

El investigador prevé que AMLO no va a hacer esa función y advierte que históricamente, Estados Unidos ha tenido mayor respeto por un gobierno mexicano que defiende sus intereses y cuyas posiciones en política exterior tienen legitimidad porque cuentan con el respaldo popular.

“Washington al final acaba respetando más a un gobierno que toma una posición digna, fundada y cimentada en el respaldo de sus propios ciudadanos, a un gobierno que trata de acomodarse y que se arrodilla para tratar de complacer a una persona a quien es imposible complacer”, señala.

El gobierno de Enrique Peña Nieto fue duramente criticado por haber invitado a Donald Trump a México, cuando aún era candidato, después de que había lanzado durante su campaña insultos contra los mexicanos al llamarlos violadores y delincuentes.

“Ya no tiene por qué seguir una política exterior en donde sólo tienen cabida las élites económicas y políticas del país”, señala. “Nos espera un periodo de ajustes fuertes, va a ser un periodo de turbulencia. Ahí necesitamos a un estadista en la conducción de los destinos del país y por supuesto de la relación bilateral con Estados Unidos”.

Esta nota fue publicada originalmente por mexico.com.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.

Se aproxima una relación tensa entre AMLO y Trump. Te decimos por qué
5 (100%) 1 vote

COMPARTE

CONOCE NUESTRA REVISTA

RELACIONADAS