El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Qué cabe esperar de Banxico en el sexenio de AMLO?

Foto: Shutterstock
3 octubre, 2018

La trayectoria del miembro fundador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Jonathan Heath, quien será nominado como subgobernador del Banco de México, puede darnos alguna pista.


Uno de los principales temores de los detractores del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es que se pase por el arco del triunfo la autonomía del Banco de México (Banxico), un organismo que tiene como mandato constitucional velar por el poder adquisitivo de los mexicanos. Dicho en palabras más comprensibles, tiene como finalidad luchar contra la inflación con total independencia del poder ejecutivo.

La semana pasada trascendió por el Wall Street Journal que Jonathan Heath, un reconocido economista mexicano especializado en macroeconomía, sería nominado como subgobernador de Banxico. El pasado 29 de septiembre, Heath reconoció en Twitter que no se trataba sólo de un rumor, que, en efecto, Carlos Urzúa, futuro secretario de Hacienda y Crédito Público le extendió la invitación y él aceptó.

Heath es licenciado en economía por la Universidad Anáhuac y doctor por la Universidad de Pensilvania. Tiene más de 30 años de experiencia en el sector privado; es miembro fundador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

¿Qué podemos esperar con Jonathan Heath en Banxico?

Sus declaraciones sobre lo que piensa hacer durante su gestión en Banxico son un poco ambiguas. En entrevista para El Economista, por ejemplo, Heath afirmó que a la junta de gobierno de Banxico le caería bien tener más diversidad, pues todos los integrantes actuales son itamitas y cercanos a la institución. Su inclusión en la junta, dijo, traerá más “frescura”. Por otro lado, en entrevista para El Heraldo de México dijo que sólo piensa hacer las cosas bien, sin hacer nada radicalmente diferente.

En marzo de 2016, Jonathan Heath entró en polémica con un estudio publicado por Banxico que afirmaba que subir el salario mínimo tendría un efecto inflacionario bastante marcado. El economista criticó que ese estudio estaba “lleno de supuestos fantasiosos”, que exageraban el efecto inflacionario con el fin de “espantar a todos para que abandonen cualquier pretensión de aumentar el SM”.

En diciembre de 2017, luego de que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) anunció que el salario mínimo aumentaría de 80.04 pesos a 88.36 pesos al empezar 2018, en El Contribuyente entrevistamos a Jonathan Heath, preguntándole si temía que el aumento salarial tuviera un impacto negativo. El macroeconomista nos respondió que no sólo no veía mal los aumentos que se habían hecho, sino que además los consideraba insuficientes. Recordando que para 2017, la Conasami ya había hecho un aumento al salario mínimo del 9.58%, Heath aseguró que la inflación observada ese año no se debió al aumento, sino a la liberalización de los precios de la gasolina.

Para conocer más acerca de los posibles efectos del aumento del salario mínimo en la inflación, lee esta nota.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.


Expresa tu opinión



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación