El Contribuyente
Síguenos
empty

En 2020, bancos mexicanos digitalizarán huellas dactilares. ¿Evitarán el robo de identidad?

Foto: Shutterstock
5 septiembre, 2018

Según cifras de Banxico, México ocupa el 8vo lugar mundial en robo de identidad. Y la CNBV supone que las huellas dactilares son más difíciles de falsificar.


¿Te imaginas que alguien se haga pasar por ti ante el banco y haga toda clase de trámites en tu nombre? Te darías cuenta hasta que el criminal haya vaciado tus cuentas bancarias al realizar compras, retiros y contratación de toda clase de servicios. Gracias al robo de identidad, incluso podría cobrar seguros a tu nombre.

Podrías pensar que la incidencia de este tipo de crímenes es poca cosa. Si bien seguramente no es tan peligroso como caminar en Naucalpan en la madrugada, México posee el dudoso honor de ocupar el octavo lugar mundial en robo identidad, según cifras de Banxico.

Para evitarlo, los bancos y las instituciones de crédito estarán obligadas a registrar en un medio electrónico, primero, las diez huellas dactilares de los empleados, directivos y funcionarios que estarán a cargo de registrar las huellas de los clientes. Luego, estas mismas personas capturarán, al menos, seis huellas dactilares de sus clientes. Este procedimiento tiene como finalidad impedir que un empleado, directivo o funcionario de la Institución registre sus propias huellas dactilares en sustitución de las del cliente. A este registro de huellas dactilares, se le conoce como información biométrica, y será almacenada y deberá poder ser transmitida, pero nunca manipularse. Esto es posible con la modificación al Anexo 71 de la Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Si bien algunas de estas instituciones ya registran las huellas digitales de sus clientes, el 31 de marzo de 2020 será la fecha en que las instituciones de crédito deberán tener instalada y funcionando la tecnología necesaria para este fin. Pero antes, a más tardar el 14 de diciembre de 2018, deben presentar a la CNBV un plan de trabajo de cómo van a implementarla. El plan que cada institución crediticia tenga para hacer que esto suceda, deberá ser antes aprobado por la CNBV, que contará con diez días hábiles a partir de recibido para dar respuesta. Si no responde, se asumirá que aceptó la propuesta.

La pregunta válida aquí es: ¿de verdad los ladrones de identidad —que suelen ser hábiles hackers— se verán frenados por este tipo de medidas? Lo dudamos…

Puedes revisar el comunicado oficial aquí, publicado el 29 de agosto de 2018


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y nuestro canal de YouTube.


Expresa tu opinión