Las deducciones de colegiaturas benefician más a los más ricos

Estos recursos podrían ser invertidos en la educación pública.


Las deducciones de impuestos son un gasto tributario que el gobierno introdujo en 2011 en beneficio de los ciudadanos. Esto quiere decir que el gobierno renuncia a cierta parte de sus ingresos por concepto de recaudación de impuesto sobre la renta (ISR) para que más personas tengan acceso a la educación.

Otro tipo de medidas en pro de la educación son ejercidas mediante el gasto público: la inversión por parte del gobierno de los recursos con lo que cuenta, como es el caso de lo invertido en el sistema de educación pública. Cuando el Estado realiza un gasto tributario, al renunciar a parte de sus ingresos, la cantidad de recursos con los que cuenta para realizar gasto público disminuye.

Según una investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), las deducciones de colegiaturas implican un gasto tributario de 6,256 millones de pesos, que es lo mismo al presupuesto que los estados “tienen para la infraestructura de las escuelas de educación básica, dos veces el financiamiento para la educación para adultos y seis veces más que el pago de servicios de educación normal en la CDMX”.

Pero no sólo esto, además la investigación del CIEP arrojó que más del 84.2 por ciento del gasto tributario realizado por este rubro beneficia a los hogares en el 20 por ciento superior en cuestión de ingresos. Según el CIEP, el 57.9 por ciento de los estudiantes de escuelas privadas pertenece a los sectores más adinerados de la población, mientras sólo el 1.6 por ciento pertenece a los más pobres. Esto es, no sólo es verdad que este gasto tributario reduce los recursos disponibles para realizar gasto público que podría invertirse en la educación pública, sino que además los beneficios se concentran en los contribuyentes con mayores ingresos.

El Centro de Investigación concluye que, para que este beneficio fiscal no se concentre en la cúspide de la pirámide económica del país, podría implementarse una fórmula para que los contribuyentes que pagan las mayores tasas de ISR tengan derecho a menores porcentajes de deducibilidad, y los que pagan menos ISR tengan derecho a mayores porcentajes.

Suscríbete al canal de YouTube de El Contribuyente.

COMPARTE

CONOCE NUESTRA REVISTA

RELACIONADAS