Cómo inspirar la innovación con pocos recursos


No necesitas tener una empresa del tamaño de Google o Apple para innovar en tu negocio, descubre cómo conseguirlo sin gastar demasiado.


Cualquier empresa que no invierte en innovación está destinada a desaparecer, eso es un hecho. Pero a diferencia de lo que se nos ha hecho creer, no siempre es necesario gastar miles o millones de dólares en tecnología de punta y mercadotecnia para mantener un negocio a flote y con excelentes resultados.

“La innovación es para todos, cualquier persona puede aplicarla, solamente necesita saber cómo detonarla… no inviertan dinero en algo que pueden crear”, aconseja a El Contribuyente el fundador de la agencia en innovación y creatividad IDEM, Luis Hernández Zamora.

El especialista señala la importancia de conocer lo que es innovar: ni más ni menos que mudar o alterar algo introduciendo novedades mediante un proceso, generalmente iniciado para sortear los retos que se presentan. Entender el concepto es el primer paso para crear una cultura de innovación; pero esta es mucho más compleja.

La cultura de la innovación se construye mediante la confianza en los colaboradores y el reconocimiento de sus logros, los miembros de la empresa deben sentirse alentados a compartir sus ideas, experimentar y explorar formas diferentes de realizar sus actividades; todo ello con lo que tienen al alcance.

Cuando las empresas buscan un cambio o una mejora dentro de su organización, inmediatamente lo visualizan como una cuestión económica.

Hernández apunta que cuando las empresas buscan un cambio o una mejora dentro de su organización, inmediatamente lo visualizan como una cuestión económica, de inversión, y se debe trabajar en esa mentalidad.

Algunos aspectos básicos que Luis considera relevantes para inspirar la innovación dentro de las empresas son:

  • Comunicación interna
    Si te encuentras siempre dispuesto a resolver las dudas de tus empleados y realizas reuniones periódicas para intercambiar ideas, los problemas serán resueltos con mayor facilidad y surgirán más propuestas de proyectos y estrategias.
  • Aprovechamiento de los recursos disponibles
    Mediante herramientas tecnológicas cotidianas como los smartphones es posible llevar una agenda, compartir documentos y hasta hacer presentaciones. Se debe sacar el mayor provecho de plataformas colaborativas, como Slack, que es  un sistema de mensajería para equipos de trabajo.
  • Capacitación de los recursos humanos
    Existen cursos gratuitos y la información está al alcance de todos; solamente hace falta curiosidad. Explora sitios como Coursera, donde está disponible material de una gran variedad de temas, impartidos por académicos y especialistas reconocidos y en ocasiones respaldados por universidades como Harvard. Busca asistir a eventos como la Semana del Emprendedor para aprender en talleres y conferencias.

Una ventaja para la innovación en las empresas pequeñas es la facilidad en la toma de decisiones, pues el propietario no necesita consultar las propuestas de estrategias con muchos departamentos y su implementación se ve agilizada.

Solamente cuando es necesario, ya sea porque el giro de la empresa exige una mayor inversión, o se realizarán grandes cambios como la introducción de un nuevo producto, se invierte dinero.

Puedes obtener recursos de la iniciativa pública; nuestro entrevistado menciona que es aconsejable comenzar la búsqueda a nivel municipal, continuar a nivel estatal y, finalmente, revisar las convocatorias federales.

Por último, en el sector privado, la opción más recomendable, de acuerdo con Hernández Zamora, es algún tipo de crowdfunding donde, a grandes rasgos, algunas personas aportan dinero a aquellas ideas o productos que les parecen atractivos. Otra alternativa son los bancos, mismos que suelen ofrecer créditos y préstamos para quienes desean abrir o hacer crecer su negocio.

Algunas instituciones donde puedes encontrar financiamientos son el Inadem, la Secretaría de Economía, Instituto PyME y Nafin. La cosa es buscarle.

Suscríbete al newsletter aquí.

Deja un comentario








Cómo inspirar la innovación con pocos recursos


No necesitas tener una empresa del tamaño de Google o Apple para innovar en tu negocio, descubre cómo conseguirlo sin gastar demasiado.


Cualquier empresa que no invierte en innovación está destinada a desaparecer, eso es un hecho. Pero a diferencia de lo que se nos ha hecho creer, no siempre es necesario gastar miles o millones de dólares en tecnología de punta y mercadotecnia para mantener un negocio a flote y con excelentes resultados.

“La innovación es para todos, cualquier persona puede aplicarla, solamente necesita saber cómo detonarla… no inviertan dinero en algo que pueden crear”, aconseja a El Contribuyente el fundador de la agencia en innovación y creatividad IDEM, Luis Hernández Zamora.

El especialista señala la importancia de conocer lo que es innovar: ni más ni menos que mudar o alterar algo introduciendo novedades mediante un proceso, generalmente iniciado para sortear los retos que se presentan. Entender el concepto es el primer paso para crear una cultura de innovación; pero esta es mucho más compleja.

La cultura de la innovación se construye mediante la confianza en los colaboradores y el reconocimiento de sus logros, los miembros de la empresa deben sentirse alentados a compartir sus ideas, experimentar y explorar formas diferentes de realizar sus actividades; todo ello con lo que tienen al alcance.

Cuando las empresas buscan un cambio o una mejora dentro de su organización, inmediatamente lo visualizan como una cuestión económica.

Hernández apunta que cuando las empresas buscan un cambio o una mejora dentro de su organización, inmediatamente lo visualizan como una cuestión económica, de inversión, y se debe trabajar en esa mentalidad.

Algunos aspectos básicos que Luis considera relevantes para inspirar la innovación dentro de las empresas son:

  • Comunicación interna
    Si te encuentras siempre dispuesto a resolver las dudas de tus empleados y realizas reuniones periódicas para intercambiar ideas, los problemas serán resueltos con mayor facilidad y surgirán más propuestas de proyectos y estrategias.
  • Aprovechamiento de los recursos disponibles
    Mediante herramientas tecnológicas cotidianas como los smartphones es posible llevar una agenda, compartir documentos y hasta hacer presentaciones. Se debe sacar el mayor provecho de plataformas colaborativas, como Slack, que es  un sistema de mensajería para equipos de trabajo.
  • Capacitación de los recursos humanos
    Existen cursos gratuitos y la información está al alcance de todos; solamente hace falta curiosidad. Explora sitios como Coursera, donde está disponible material de una gran variedad de temas, impartidos por académicos y especialistas reconocidos y en ocasiones respaldados por universidades como Harvard. Busca asistir a eventos como la Semana del Emprendedor para aprender en talleres y conferencias.

Una ventaja para la innovación en las empresas pequeñas es la facilidad en la toma de decisiones, pues el propietario no necesita consultar las propuestas de estrategias con muchos departamentos y su implementación se ve agilizada.

Solamente cuando es necesario, ya sea porque el giro de la empresa exige una mayor inversión, o se realizarán grandes cambios como la introducción de un nuevo producto, se invierte dinero.

Puedes obtener recursos de la iniciativa pública; nuestro entrevistado menciona que es aconsejable comenzar la búsqueda a nivel municipal, continuar a nivel estatal y, finalmente, revisar las convocatorias federales.

Por último, en el sector privado, la opción más recomendable, de acuerdo con Hernández Zamora, es algún tipo de crowdfunding donde, a grandes rasgos, algunas personas aportan dinero a aquellas ideas o productos que les parecen atractivos. Otra alternativa son los bancos, mismos que suelen ofrecer créditos y préstamos para quienes desean abrir o hacer crecer su negocio.

Algunas instituciones donde puedes encontrar financiamientos son el Inadem, la Secretaría de Economía, Instituto PyME y Nafin. La cosa es buscarle.

Suscríbete al newsletter aquí.

Deja un comentario