El Contribuyente
Síguenos
empty

El aumento del IEPS a bebidas azucaradas generaría recursos públicos por 29,000 millones de pesos

Organizaciones proponen que el impuesto a los refrescos se destine a prevención y salud.



15 julio, 2016



Aumentar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas de uno a dos pesos por litro generaría recursos públicos por 29,000 millones de pesos y ayudaría a prevenir 1 millón 200 mil casos de diabetes para 2030, lo que generaría un ahorro al sistema de salud de hasta 50,000 millones de pesos, afirma en entrevista a El Contribuyente, Luis Manuel Encarnación, director de la Fundación Mídete.

Los impulsores del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios a las bebidas azucaradas proponen que el aumento se utilice para campañas de educación alimentaria, programas de prevención, sistemas de salud y garantizar un mayor acceso al agua potable.

La Fundación Mídete, una de las organizaciones que presentó la propuesta de duplicar el actual impuesto a bebidas azucaradas señala que éste sí ha incentivado la caída en el consumo de refrescos.

“De acuerdo al único estudio que no tiene conflicto de interés y fue elaborado por el Instituto Nacional de Salud Pública, se encontró que en 2014 hubo una reducción de 6% en consumo de refrescos y un aumento del 4% en el (consumo de) agua potable ”, explica Encarnación.

Agrega que las cifras que ha presentado la industria de estudios pagados por ello sólo toman en cuenta las ventas brutas, pero no las ajustan por otras variables como el crecimiento de la población.

“La industria refresquera nunca aceptará que el impuesto funciona porque al final de cuentas afecta a sus intereses… si están reaccionando así es porque saben que les está afectando el impuesto, saben que hay una disminución en el consumo y que a nivel internacional ya hay diferentes países que están tomando el ejemplo de México y proponen un impuesto similar como Chile, Colombia y Reino Unido”, dijo el especialista en referencia a las acusaciones de las compañías refresqueras de que el impuesto tiene sólo un fin recaudatorio.

El 70% del azúcar añadida que consumimos los mexicanos al día proviene de los refrescos, lo que provoca una serie de problemas de salud, principalmente casos de diabetes. Las organizaciones que se agrupan en El Poder del Consumidor señalan que si se aumenta la carga fiscal a estas bebidas el consumo bajaría entre 12% y 18% promedio.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas